ACTUALIDAD | Noticias | 06 JUN 2018

Security Fabric de Fortinet refuerza los controles de acceso y la operatividad IoT

Con la compra de Broadford Networks por parte de Fortinet, la compañía refuerza todo el área de control de acceso de su arquitectura Security Fabric y mejorar su cobertura de red.
Control de acceso usuario móvil
Redaccion

Movimientos en el sector de la ciberseguridad. Fortinet ha comprado Bradford Networks, en una operación de la que no se han revelado los términos o cantidades exactas. Sí se ha compartido que la empresa dirigida por Ken Xie integrará la tecnología de control de acceso a red de los de New Hampshire en su arquitectura Security Fabric, en una jugada destinada a reforzar la parte de redes con la incorporación de controles de accesos y soluciones de seguridad de IoT

La creciente conectividad y el reto que supone a la hora de protegerla ha sido uno de los ejes principales de la compañía de Sunnyvale en los últimos tiempos, un imperativo ante la multiplicación de dispositivos en red en los puestos de trabajo. Una tendencia que no tiene visos de remitir: Gartner prevé que para 2020 habrá 20.400 millones de dispositivos conectado, y el IoT, con el amplio bagaje de datos que les aporta a las empresas, se está perfilando como uno de los elementos indispensables en la transformación digital.

Ante esto, el control de puntos de acceso se revela como indispensable, explican desde Fortinet. Se trata de conseguir visibilidad de todos los dispositivos conectados a la red de la empresa, para establecer controles dinámicos que permitan autenticarlos y, en caso de verificación positiva, autorizarlos. No solo eso: una vez dentro de esta cobertura, los elementos se monitorizan para poder atajar cualquier comportamiento sospechoso. 

Fundada en 1999, Bradford Networks se ha consolidado como una de las empresas punteras en seguridad de red, blindándose ante esta creciente popularización de tendencias como BYOD o IoT, a través de los cuales se multiplican las puertas de entrada a amenazas. En su catálogo figuran soluciones reconocidas por otros actores de la ciberseguridad, como Network Sentry, que identifica cada endpoint y dispositivo conectado para reforzarse y minimizar los tiempos de respuesta ante posibles brechas. 

Con la compra, Fortinet mejora su cobertura de red y se asegura una serie de capacidades añadidas a su arquitectura de protección de empresas. Se automatizan las integraciones de flujo de trabajo, se reduce la dependencia de terceros en los endpoints, se mejora la visibilidad de los dispositivos conectados en red e IoT. Este tipo de acciones se encaminan a agilizar el despliegue de una única arquitectura y la respuesta ante posibles amenazas, anticipándose a las debilidades del sistema y permitiendo escalar a medida que este crezca. 

Para el CEO de Fortinet, Ken Xie, “la integración de la tecnología de Bradford Networks en la arquitectura Security Fabric de Fortinet proporciona a las grandes empresas la visibilidad continuada, la microsegmentación y la tecnología de control de acceso que necesitan para contener a las amenazas y bloquear los dispositivos no confiables que acceden a la red”. Por su parte, el consejero delegado de Bradford Networks, Rob Scott, ha destacado la cobertura que se ofrece a las “grandes organizaciones empresariales” y su trabajo “incluso en los entornos de seguridad más difíciles, como las infraestructuras críticas: energía, petróleo y gas y fabricación".

Según Fortinet, la operación no tendrá impacto en los resultados del segundo trimestre del año ni en sus previsiones para 2018. 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios