ALERTAS | Noticias | 21 ABR 2008

Bull coloca los chips criptográficos en las unidades USB

Bull ha desarrollado un dispositivo para resolver las preocupaciones de las empresas sobre la seguridad de los datos almacenados en sus laptops. Se trata de una unidad de disco duro portátil utilizable como sistema de inicio, protegida con contraseña y dotada de un procesador criptográfico embebido que blinda los datos en caso de pérdida o robo del equipo.
Marta Cabanillas

El producto, cuyo nombre es Globull, tiene el tamaño y peso aproximado de un iPod Classic. Dispone de una pantalla a color, unidad de disco duro de 60 GB y cable USB 2.0. Conectándolo a cualquier PC que pueda arrancarse desde una unidad USB 2.0 externa, encendiendo la máquina e introduciendo su contraseña en un diminuto panel táctil debajo de la pantalla del dispositivo, el usuario conseguirá acceso a sus datos, aplicaciones y, en general, a su entorno habitual de trabajo. Apagando después el ordenador, podrá llevarse los datos sin dejar rastro alguno sobre sus contraseñas, según Bruno Pinna, director de marketing de Bull.

El diseño de Globull hace que los usuarios no dependan de la seguridad de los PC que utilizan. Introducen sus contraseñas directamente sobre el producto y las claves de encriptación  nunca salen de él. El entorno de trabajo se carga completamente desde el dispositivo, eliminándose el riesgo de que las actividades del usuario sean observadas o interceptadas mediante cualquier software malicioso instalado en el PC.

El procesador criptográfico de Globull es capaz de codificar datos sobre la marcha a velocidades de 100 Mbps utilizando tecnología Advanced Encryption Standard con clave de 256 bits (AES-256). Sin la contraseña del legítimo usuario, la información no puede ser descodificada.

Dado que arrancar Windows desde una unidad externa puede ser complicado dado que el sistema operativo exige conocer los periféricos y otros tipos de hardware en el momento de su instalación, Bull ofrece un nivel de virtualización opcional para Globull basado en Mandrivea Linux. Con él, la instalación Windows puede correrse independientemente del hardware utilizado.

Por ahora, Bull está comercializando el nuevo dispositivo sólo en Francia, pero Anne Marie Jourdain, portavoz de la compañía, asegura que esta prepara su lanzamiento internacional para la segunda mitad del año. El precio de la versión más básica del dispositivo es de 460 euros, aunque existe un sistema de descuentos por volumen. Con el nivel de virtualización adicional, el precio se incrementa en 80 euros.

A finales de año, Bull espera ofrecer un modelo de mayor capacidad (120 GB de disco) y no descarta el desarrollo de versiones con soporte de métodos de autenticación diferentes de las contraseñas, como la lectura de huellas dactilares.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información