ALERTAS | Noticias | 24 MAR 2009

Check Point pone sus miras en la virtualización y el software blade

Check Point ha presentado en España su nueva arquitectura de seguridad formada por diferentes blades de software independientes y modulares que proporcionan, de forma flexible, todas las funciones de seguridad. Además, ha incorporado novedades en materia de virtualización de la seguridad e integrará a partir de abril los dispositivos de Nokia en su porfolio, tras completarse la adquisición de la división de appliances de seguridad de esta última.
Arancha Asenjo

La nueva arquitectura Software Blade de Check Point permite seleccionar entre una librería de más de 20 módulos para crear gateways de seguridad a medida de diferentes entornos y sitios web, que se pueden gestionar de forma centralizada. En esta librería se pueden encontrar blades de software comunes en las plataformas UTM, como cortafuegos, redes privadas virtuales, prevención de intrusiones, anti-virus, gestión de políticas o aprovisionamiento, pero también otros nuevos como VoIP, aceleración o workflow, tal y como destacó Joaquín Reixa, director general de Check Point Iberia, quien definió esta arquitectura como “una evolución de nuestra estrategia de 2008, en la que nos volcamos en simplificar la vida de nuestros clientes”.

Los software blades de Check Point se despliegan en sus appliances UTM-1 Power-1 o bien en servidores abiertos, “siempre que estén basados en plataforma Intel”, puntualizó Reixa.

También como parte de la estrategia de esta firma de seguridad, se han presentado las últimas iniciativas en materia de virtualización. Por una parte, tres modelos de appliances VSX-1 que permiten consolidar desde 5 hasta 150 pasarelas de seguridad en un único equipo dedicado, creando instancias virtuales de un firewall, VPN IPSec y SSL, prevención de intrusiones y seguridad voIP y filtrado de URL en un sólo dispositivo. Por otra parte, Check Point dispone del “único UTM certificado para entornos VMware”, dijo el director general de la empresa en España, “que permite proteger la virtualización dentro del mismo servidor donde están las aplicaciones. Antes había que sacar fuera las comunicaciones entre aplicaciones, por ejemplo, y filtrarlas en un firewall externo”, lo que suponía añadir un nuevo equipo con su coste y consumo correspondientes. Por ahora, la solución sólo está certificada para VMware.

Otras novedades, que el fabricante ya presentó antes sus clientes en su evento Check Point Experience a principios de marzo, son el nuevo UTM-1 130, que a juicio de Joaquín Reixa, “viene a cubrir un hueco en el segmento pyme para oficinas de entre 25 y 50 usuarios, con las mismas capacidades para gestionar blades”, y el entorno Abra, “que permite llevar en un USB tu entorno de trabajo y ejecutarlo en cualquier PC, esté o no protegido, y cuando lo desconectas, borrar todo tipo de trazas de esa conexión”.

Integración con Nokia

Durante su intervención, Reixa también hizo referencia a la próxima incorporación de los dispositivos de seguridad de Nokia en su propio catálogo, tras adquirir esta línea del fabricante finlandés el pasado diciembre. “Trabajaremos como una única compañía y venderemos y soportaremos ambas plataformas al menos durante un año y medio”. Respecto a la integración, el responsable de Check Point adelantó que están trabajando en unificar el sistema operativo de cada una de estas líneas de producto y que posteriormente saldrán modelos híbridos, aunque reconoció desconocer la fecha de este lanzamiento.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información