ALERTAS | Noticias | 24 ENE 2017

Coches conectados: bajo el punto de mira de los 'hackers'

La explosión de los datos ha abierto un nuevo paradigma en el que los coches conectados han pasado a ser uno de los objetivos principales de los ciberdelincuentes. Así intentan entrar en ellos.
vehiculo conectado
Ryan Francis

Los tiempos en los que el propietario de un coche solo tenía que preocuparse por los problemas mecánicos se han acabado. El advenimiento de los coches conectados abre un nuevo paradigma en el que usuario no solo tiene que estar pendiente de la seguridad y mantenimiento del vehículo, sino del rastro de información y detalles personales que él mismo deja y que son susceptibles de ser robados.

El Internet de las Cosas ha abierto una nueva oportunidad de negocio en el sector de la automoción. Tanto es así que se espera la industria pase de unos ingresos de 13.600 millones de dólares en la actualidad a 42.000 millones en 2022.

En este ecosistema los coches pueden disponer de datos como los contactos personales, datos de registro y seguros, información bancaria e incluso la dirección de la casa del propietario, ocasionando que la intrusión en estos sistemas sea más que un aliciente para los atacantes.  LoJack, especialista en recuperación de robo de vehículos y soluciones avanzadas de gestión de flotas, ha elaborado una lista con los puntos débiles que pueden aprovechar los ladrones para acceder a la tecnología de los automóviles:

Clonar el coche. Es una de las técnicas más avanzadas, y donde los atacantes instalan un número de identificación de vehículo falso en un coche robado, lo que permite pasar desapercibido a simple vista. Este método se utiliza principalmente para robar coches de alta gama y venderlos en el extranjero sin ser detectado. Los hackers pueden usar estos números de identificación para alterar las formas de propiedad, o para crear nuevos documentos que enmascaren al coche robado.

El ransomware llega al coche conectado. Este tipo de malware llegará pronto al sector. Según el experto, en un futuro próximo será posible desactivar el motor y los frenos y pedir un rescate por el código cifrado.

Cajas de escáner como llaves inteligentes.  Los ladrones han comenzado a transportar cajas de escáner que puedan explotar el sistema electrónico utilizado por los llaveros. Se podría desbloquear y arrancar un coche sin tocar ninguna tecla. Una vez que la llave se acerca lo suficiente a la caja del escáner ya queda comprometida.

Bandas organizadas. Los ladrones se están agrupando cada vez más a la vez que van mejorando sus sistemas de robo y se hacen más complejos. Por ejemplo, han empezado a utilizar la copia de llaves inteligentes y el uso de informes de crédito para robar vehículos de gama alta y venderlos en el extranjero.

Hackeo remoto.  Las redes inalámbricas son el eslabón más débil en vehículos de alta tecnología, y se vuelven vulnerables a una toma de control de navegación remota.

Datos que conducen al robo de identidad. Los hackers no solo apuntan al vehículo en sí, sino también a los propietarios y a información como tarjetas de crédito, ubicaciones, identificaciones personales… Una vez que se obtiene esta información, es posible que un hacker acceda a cualquiera de sus cuentas en línea. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información