ALERTAS | Noticias | 10 SEP 2012

Condenan al responsable de una botnet a 30 meses de cárcel

Tags: Seguridad
Joshua Schichtel, responsable de una botnet que controlaba 72.000 equipos, ha sido condenado en Estados Unidos a 30 meses de cárcel. Schichtel ofrecía el alquiler de su red a terceros, por lo que habría obtenido ingresos económicos. El hacker tendrá que hacer frente también a un periodo de libertad vigilada tras su salida de prisión.
Antonio R. García

Las botnets se han convertido en herramientas muy extendidas en el mundo del cibercrimen. Se trata de redes de equipos controlados capaces de lanzar ataques conjuntos o realizar el envío masivo de spam o de estafas. Las botnets son efectivas como herramientas y también como negocio, ya que se están dando casos de alquiler de este tipo de redes.

Las autoridades y empresas del sector están en medio de una cruzada que tiene por objeto debilitar las botnets y luchar contra su uso. Empresas como Microsoft están volcadas en eliminar este tipo de redes y la justicia busca imponer fuertes condenas para escarmentar a los hackers. El último caso se ha vivido en Estados Unidos, donde se ha puesto una condena ejemplar contra el responsable de una botnet.

La justicia estadounidense ha decidido condenar a Joshua Schichtel, hacker que operaba con una botnet de 72.000 equipos, a 30 meses de prisión. Según la BBC, el hacker habría admitido ser el administrador de esa importante botnet, que se alquilaba a terceros para todo tipo de ciberdelitos.

La justicia ha encontrado al hacker culpable de delitos de cibercrimen y ha encontrado indicios de que Joshua Schichtel se lucraba con el alquiler de la red de equipos controlados. Al menos se ha descubierto que Schichtel cobraba 1.500 dólares por el alquiler y el soporte para su botnet, que posteriormente se utilizaba para realizar delitos informáticos.

El tribunal de Estados Unidos ha considerada probada la participación de Joshua Schichtel en los delitos y ha decidido imponer una condena de 30 meses de prisión al hacker. Además, Schichtel tendrá que estar bajo libertad vigilada después de cumplir sus 30 meses de prisión, en un intento por garantizar que no reincide en los delitos informáticos cometidos. Se trata de una sanción ejemplar que podría tener efecto disuasorio en otros hackers que estén realizando actividades similares.

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios