ALERTAS | Noticias | 24 MAR 2017

El FBI aboga por un acuerdo internacional que regule el acceso gubernamental a los dispositivos

El sector más crítico estima que cualquier acceso gubernamental equivale a sentar un precedente que debilita la seguridad de los productos y pone a los consumidores en riesgo.
sede FBI
Redacción

El director del FBI, James Comey, ha sugerido que un acuerdo internacional podría cerrar la brecha que existe en torno a las llamadas ‘puertas traseras’ que se abrieron en multitud de dispositivos tecnológicos y que desataron la polémica a raíz del caso de la matanza de San Bernardino. Comey ha mostrado su inclinación a crear un “marco legal” para crear el acceso a los productos TI cifrados. “Imagino un escenario en el que una comunidad de naciones comprometidas con el estado de derecho desarrollan un conjunto de normas que establezcan cuando es apropiado obtener la información de los dispositivos”, ha señalado durante un debate sobre encriptación, tecnología y privacidad en la Universidad de Texas (Estados Unidos).

El sector más crítico estima que cualquier acceso gubernamental equivale a sentar un precedente que debilita la seguridad de los productos y pone a los consumidores en riesgo.  Además, otra de las grandes preocupaciones que han surgido en las últimas fechas es el impacto de negocio que podría causar la normativa de llevarse a cabo. Los clientes podrían seleccionar productos que provengan de mercados ajenos a dicho marco legal con graves consecuencias para los fabricantes estadounidenses. Pero Comey ha referido que otras grandes potencias como Francia, Alemania y Reino Unido también están tratando de resolver este problema. “Esto podría derivar en estándares inconsistentes que perjudicarían a nuestras compañías cuando se trata de exportar al extranjero”.

“Estamos ante el problema de que nosotros (Estados Unidos), que hemos sido los que hemos creado esta innovación, seamos los últimos en ponerle coto legal”, ha indicado.

Una de las personalidades que más peros ha puesto a esta iniciativa ha sido Nicholas Weaver, investigador del Instituto Internacional de Ciencias de la Computación de la Universidad de California, quien cree que la idea promulgada por el FBI conllevará al debilitamiento de la seguridad de los dispositivos a nivel general. “Sin embargo, muchos países se resistirán, temiendo que los Estados Unidos puedan explotar la cooperación con fines de espionaje ¿Seguirías usando un producto norteamericano si sabes que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) podría tener los derechos?”

El director del FBI ha reconocido que la agencia ha tratado de desbloquear 2.800 dispositivos que los agentes han recogido en investigaciones criminales. Sin embargo, no ha conseguido entrar en el 43% de éstos. Y, refiriéndose a los fabricantes de tecnología ha aseverado: “su trabajo no es decidir cómo debe vivir el pueblo estadounidense. Es el pueblo el que ha de tomar esta decisión”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información