ALERTAS | Noticias | 09 MAR 2017

El miedo a sufrir 'hackeo' en las elecciones llega a Europa

Tanto los Países Bajos, como Francia, celebran este año elecciones electorales. Ambos países vuelven a apostar por los sistemas de votación presencial y en papel ante los precedentes conocidos de alteración en Estados Unidos.
Votación electoral Francesa
Peter Sayer, IDG News Service

Francia ha seguido las medidas adoptadas por los Países Bajos para mantener sus sistemas de votación en papel antes de las elecciones clave de finales de este año, tras valorar las acusaciones que siguen saliendo a la luz de que los piratas informáticos rusos influyeron en las elecciones presidenciales de Estados Unidos del pasado año.

El gobierno francés no permitirá que el voto por Internet en las elecciones legislativas se celebre en junio debido a la amenaza extremadamente elevada de poder recibir ciberataques. La medida ha sido adoptada siguiente una serie de recomendaciones dictadas por la Agencia Francesa de Seguridad de la Red y de la Información (ANSSI).

La medida sólo afectará a 11 de los 577 distritos electorales votantes, los cuales representan a los ciudadanos franceses que viven fuera de su país de origen. Estos ciudadanos habían sido previamente autorizados a votar por internet en algunas elecciones anteriores porque la alternativa era requerir que algunos de ellos tuviesen que recorrer grandes distancias a la embajada o consulado más cercano en la que se encontrase una urna electoral.

También se aplica a las elecciones legislativas que se celebrarán en junio: Así pues, es de esperar que en las dos rondas de elecciones presidenciales que se celebrarán en los meses de abril y mayo se utilicen en papeletas. Esa decisión, sin embargo, fue tomada según portavoces por razones de igualdad electoral, no por seguridad cibernética.

Las normas francesas requieren que todos los ciudadanos dentro de un distrito electoral tengan las mismas oportunidades de votar, aunque las oportunidades pueden ser diferentes entre distritos. En las elecciones legislativas, los distritos votan cada uno independientemente para uno de los 577 representantes a la Asamblea Nacional, por lo que la prueba de igualdad se aplica dentro de cada distrito.

Esto cambia en las elecciones presidenciales francesas, situación en la cual, todos los votantes forman parte del mismo distrito. No hay colegio electoral en Francia, por lo que el presidente es elegido directamente por todos los ciudadanos.

En los Países Bajos, más allá de la preocupación por la seguridad que planteaba el uso de Internet, existía otra causa relacionada con el uso de software para sumar los votos obtenidos en papel. El Ministro de Interior holandés, Ronald Plasterk, dijo a principios de febrero que las preocupaciones por las vulnerabilidades en el software de conteo automatizado habían llevado a los funcionarios a decidir llevar a cabo el recuento a mano.

Después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, los funcionarios han acusado a Rusia de hackear sistemas informáticos de los dos partidos principales, los republicanos y los demócratas, pero no han encontrado evidencia de que la votación de las elecciones en sí fue alterada. Mientras que algunos países han favorecido los sistemas electrónicos para agilizar los procesos, las papeletas de papel siguen siendo adoptadas en su gran mayoría por su gran fiabilidad, anonimato y transparencia. Así, la urna sigue siendo el sistema de votación francés por excelencia, dado que los observadores electorales pueden garantizar que las urnas no han sido manipuladas en ningún momento. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información