ALERTAS | Noticias | 10 SEP 2009

Google basa su propuesta cloud en la seguridad y el ahorro de costes

La informática en la nube permite a las empresas ahorrar costes en hardware y software propio, así como mejorar la seguridad de sus datos, al encontrarse estos distribuidos y replicados en distintas ubicaciones. Estos son los dos pilares en los que Google Enterprise apoya su propuesta cloud computing para el mercado empresarial.
Arantxa G. Aguilera

Google Enterprise ha dado a conocer su posicionamiento en el mercado cloud computing con la seguridad como clave. La compañía, que estructura su oferta para empresas en el modelo Software as a Service (SaaS), afirma que en un plazo de diez años ninguna empresa tendrá su propio servidor de correo electrónico, "porque no tendrá sentido", en palabras de Carlos Gracia, Head Enterprise de Google para España y Portugal. Gracia admite que precisamente el momento actual de crisis está obligando a muchas empresas a revisar sus presupuestos, "y cada vez más se ponen en cuestión gastos como el de software, que tiene un coste inicial y además los gastos de renovación anuales".

Eran Feigenbaum, director de Seguridad de Google AppsLa propuesta de Google para la nube se estructura en torno a cuatro áreas: mensajería, colaboración, seguridad y cumplimiento de normativas, y en todas ellas afirman ofrecer mayor seguridad a las empresas que la que ellas mismas podrían garantizarse. Para Eran Feigenbaum, director de Seguridad de Google Apps, está claro que la inversión que una empresa como Google pueda hacer para asegurar los datos, el hardware y el software donde residen sus aplicaciones y servicios "siempre será mucho mayor que la que puede poner en práctica cada una de las empresas por separado". La compañía ofrece acuerdos de nivel de servicio (SLA) con garantía del 99,999 en el caso del correo electrónico, "que se amplían al 100% si hablamos de virus", puntualiza Carlos Gracia.

Según Feigenbaum, "actualmente los empleados tienen mejores equipos y herramientas informáticas en sus casas que en el trabajo, y el 86% admite tener instalada en el trabajo alguna aplicación no aprobada por la compañía, aunque en muchos casos son hasta cuatro". La reacción natural de los directores de informática es incrementar la seguridad, "pero el 60% de los datos corporativos se encuentran en ordenadores de sobremesa o portátiles desprotegidos". 

La propuesta de Google en cloud computing evita, según Feigenbaum, todos estos inconvenientes, ya que los datos están replicados y distribuidos, "residen en servidores fabricados por Google, con sistemas operativos desarrollados por Google y sobre aplicaciones cuyo código ha sido escrito por Google, lo cual reduce las posibilidades de ataque e incrementa la seguridad, integridad y disponibilidad de los datos". Otra ventaja de la nube que esgrime la compañía es la constante actualización de las aplicaciones: "más de 30 mejoras importantes en todas nuestras aplicaciones sólo en el primer trimestre de 2009", indica Feigenbaum.

La compañía cuenta ya con más de 600 empresas cliente que han migrado sus aplicaciones a Google Apps, "entre ellas firmas como el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB Barcelona) o el grupo turístico Serhs, y tenemos en marcha un centenar de proyectos con tecnología de búsqueda", explica Gracia. También utilizan tecnología de Google entidades bancarias como Barclays Bank o Credit Suisse, "aunque en este caso, dadas las normas de seguridad en las comunicaciones que deben cumplir las entidades financieras los datos residen en sus propias instalaciones, y Google aporta el servicio de e-mail".

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información