ALERTAS | Noticias | 20 ABR 2016

Grams, el buscador de la Internet Profunda que vende personas como si fueran bolsos (entre otras cosas)

Juan Merodio experto en Marketing 2.0, Redes Sociales y Transformación Digital, alerta del buscador de la Red profunda especializado en localizar negocios prohibidos (como ventas de drogas, armas, datos de personajes públicos o tráfico de menores).
Juan Merodio
Patricia Bachmaier

En los últimos años ha aumentado la exposición de la web profunda y el variado contenido que se puede encontrar en ella, principalmente ilegal; por lo general, cuando un producto, servicio o mercado madura, sus características se refinan, y eso es lo que le ha pasado a la internet oscura con Grams, un buscador que imita a Google y que emplea las técnicas más exitosas en marketing para vender todo aquello que pueda, en muchos casos tráfico de niñas menores de edad.


“Por desgracia este tipo de actividades aplican el mismo marketing que se sabe funciona en cualquier negocio legal para rentabilizar y expandir su oferta a cualquier parte del mundo”, explica Juan Merodio, consultor internacional en Marketing, Web 2.0, Redes Sociales y Transformación Digital.


En la actualidad, hay una gran confusión entre el Internet oculto y la verdadera red ilegal. “No es lo mismo. Se dice que el 96% de la oculta es ilegal cuando no es así pero afortunadamente solo una pequeña parte de las actividades forman parte de la actividad ilegal”. En la mayoría de los casos la parte oculta pueden ser intranets de empresas, aplicaciones privadas u otro tipo de estructuras que no se pueden indexar desde Google porque no están dirigidas a un gran público.

En este contexto aparece Grams, que ha alzado con el dudoso título “honorífico” de buscador perfecto para actividades ilegales. Gracias a la aplicación del marketing 2.0 en el que se basa se ha convertido en el buscador favorito de pedófilos, traficantes de droga o hasta sicarios.


“Cubre al 100% sus necesidades. No solo imita al archiconocido buscador de Google con su misma estética y colores sino que cuenta con herramientas promocionales como Addwords y se sirve de monedas virtuales como los bitcoins para no dejar rastro. Para comodidad del cliente actualiza de forma casi instantánea el cambio de este tipo de monedas para saber el cash que necesita. Tanto es así que con esta red del usuario anónimo se oculta la identidad sirviéndose de distintos saltos por los nodos de la red que esconden el origen e identidad del quien navega. También se puede seleccionar por rango, es decir clickar en los diferentes tipos de producto que se buscan o seleccionarlos por precio o geolocalización”, añade el experto.


La más popular de las actividades que se promocionan es la venta de drogas: según describe el último informe de Trend Micro un 65% de los americanos, un 53% de australianos y un 40% de los ingleses conocen este tipo de comercio; también se sabe que un 18% de los americanos, un 10% de los ingleses y un 7% de los australianos, la han acabado adquiriendo en el mercado virtual. 

Los “productos” más populares

“En cuanto a las razones que explican este consumo virtual  frente al de la calle está la amplia gama de bajos precios (incluso hay ofertas de 2x1), la pureza y mejor calidad del producto y una razón no de menor importancia: evitar ser cazados al comprarla” añade Merodio. Las drogas más demandadas entre estos tres países es el MDMA (que bate records con un 60% del consumo), el cannabis (entre el 34% y el 51%) y por último el LSD (entre un 20% y 45%), es difícil calcular teniendo en cuenta que nunca puede conocerse exactamente que hay en la Deep Web.. El mercado de productos farmacéuticos como el Ritalin o Xanax tampoco se queda atrás.


También hay otras actividades fraudulentas que pueden encontrarse, como el Comercio de datos privados como números de cuentas bancarias, teléfonos privados o direcciones postales. “En muchos casos tienen que ver con personales públicos como políticos tales como Barack o Michelle Obama, Bill y Hillary Clinton, Sarah Palin, o celebrities como Angelina Jolie, Bill Gates, Tom Cruise, Lady Gaga o Beyoncé”, comenta Merodio.


También se encuentra el intercambio de material entre pederastas, lavado de dinero, falsificación de pasaportes y el adiestramiento de nuevos socios en colectividades como los Illuminaty. Incluso puede encontrarse material gore.
Llama la atención la contratación de sicario

s que se da en Canadá y EE.UU, “además de mandarte su CV con los últimos trabajos realizados y pruebas de sus éxitos, tienen dudosa ética al avisar que no matan niños de menos de 16 años o políticos del top 10. En este último caso el precio de sus servicios sube a 23.000 bitcoins (8.648.000 euros) en Estados Unidos (si es en otros lugares el precio se dispara aún más)”.


Uno de los puntos más importantes del tráfico humano está en la Compra/venta y alquiler de niños. “Las tarifas van desde los 3.000 dólares por alquiler de estos inocentes hasta 10.000 dólares si es compra”, finaliza Merodio

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información