ALERTAS | Noticias | 03 NOV 2009

Microsoft vincula el malware al uso de versiones piratas de Windows

Tags: Actualidad
Los PC que trabajan con Windows falsos son más propensos a ser infectados porque las personas que utilizan copias piratas no aplican Windows Update.
Paula Bardera

Microsoft ha declarado que los PC de países con altos ratios de piratería de software son más propensos a verse infectados por código malicioso porque los usuarios son más recelosos a la hora de instalar parches de seguridad.

“Existe una relación directa entre la piratería y las tasas de infección de malware”, manifiesta Jeff Williams, responsable del grupo de programación principal del Centro de Protección contra el Malware de Microsoft. Él es también responsable de la última edición del informe sobre seguridad inteligente de la compañía. Según Williams, la relación entre las tasas de infección de PC y la piratería se debe a la indecisión de los usuarios de países en los que proliferan las copias falsas de su software, por lo que no utilizan Windows Update, el servicio que proporciona parches de seguridad para los equipos.

Así, por ejemplo, en China, la tasa de piratería es cuatro veces mayor que la de Estados Unidos, según datos del informe de Microsoft, pero el uso de Windows Update en el país asiático es significativamente menor que en Estados Unidos. También en Brasil y Francia hay ratios de piratería más altos y un uso de Windows Update más bajo que en USA.

Pero los datos de la compañía no siempre apoyan el discurso de Williams, quien afirma que la piratería y la indecisión a la hora de utilizar Windows Update provocan que haya más PC infectados. China, por ejemplo, tiene una tasa de infección por malware del 6,7 por ciento, que está muy por debajo de la media mundial del 8,7 o la de Estados Unidos, que es del 8,2 por ciento. El ratio de infección de Francia era del 7,9 por ciento en la primera mitad de 2009 , lo que le sitúa por debajo de la media mundial.

De los tres países que Microsoft cita como ejemplos de naciones cuyos usuarios son reticentes a poner en marcha Windows Update por sus altas tasas de piratería, sólo Brasil encaja con el argumento de Williams. El nivel de infección allí es del 25,4 por ciento, lo que supone casi tres veces más que la media mundial.

Otros países con tasas de infección por encima de la media también tienen altos niveles de piratería. Así al menos lo reflejan los datos publicados el pasado mes de mayo por la BSA, una organización antipiratería y la consultora IDC. Microsoft es miembro de la BSA.

Según Microsoft, Serbia y Montenegro tiene la tasa de infección más alta de todo el mundo, con el 97,2 de cada 1.000 PC infectados, y cerca del 10 por ciento han sido afectados por malware. Turquía ocupa el segundo lugar, con el 32,3 por ciento, mientras que Brasil, España y Corea del Sur ocupan los siguientes puestos, con tasas del 25,4, 21,6 y 21,3, respectivamente.

Según la BSA, en Serbia el uso de software sin licencia alcanzó, en 2008, el 74 por ciento, mientas que Turquía, Brasil, España y Corea del Sur tienen unos ratios del 64, 58, 42 y 43 por ciento, respectivamente. En Estados Unidos el nivel es del 20 por ciento y la media mundial se sitúa en el 41 por ciento.

A pesar de que desde Microsoft desean que los usuarios resuelvan sus vulnerabilidades utilizando Windows Update, las personas que utilizan copias falsas de Windows han sido, tradicionalmente, más reacias a aplicar parches, pensando que Windows Update podría reconocer su software como ilegal.

Así las cosas, los esfuerzos de Microsoft en su lucha contra la piratería, particularmente con la tecnología con la que quiere que los usuarios que utilizan copias ilegales de Windows dejen de hacerlo, se han encontrado con mucha resistencia. El año pasado, por ejemplo, los usuarios chinos se revelaron cuando Microsoft actualizó su tecnología de validación y notificación antipiratería Windows Genuine Advantage (WGA). piratería

Los usuarios americanos también han protestado por esta tecnología. En junio de 2006, Microsoft enfureció a sus usuarios al lanzar una versión de WGA a quienes utilizan XP a través de Windows Update , clasificándola como una actualización de “alta prioridad” que se descargaba automáticamente, instalándose en la mayor parte de las máquinas. Un año después, un fallo en los servidores que duró todo un día irritó a cientos de personas que fueron tomados por error como usuarios de copias falsas de Windows.

El incidente de 2006 provocó que llevaran a Microsoft a los tribunales, acusando a la compañía de engañar a los usuarios cuando utilizaban Windows Update para instalar WGA. El mes pasado, Microsoft presentó un recurso sobre el tema.

El informe sobre seguridad de Microsoft puede descargarse en PDF de su página Web.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información