ALERTAS | Noticias | 04 OCT 2012

Multan con 163 millones de dólares a la responsable de una estafa de scareware

Tags: Seguridad
La responsable de una estafa de scareware en la que se ofrecía una solución antivirus contra un malware falso ha sido condenada a pagar 163 millones de dólares en Estados Unidos. Las autoridades han destacado que la estafa era ?elaborada y sofisticada?
Antonio R. García

Las estafas por scareware son aquellas en las que se intenta sugestionar a los usuarios para aprovecharse de su situación. Los ejemplos más comunes son las cadenas de email con malware en las que se alerta del cierre de un servicio si los usuarios no reenvían el mensaje a sus contactos. Este tipo de estafas suelen tener cierto éxito por el desconocimiento de parte de los usuarios, que ante el pánico a que su equipo esté infectado o que se cierre uno de sus servicios siguen las instrucciones pautadas por los cibercriminales.

Hasta la corte de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha llegado un caso de estafa por scareware a gran escala. Ante la justicia ha comparecido Kristy Ross, que según la BBC era responsable de dos compañías ucranianas que han realizado estafas de este tipo a gran escala. L Comisión Federal de Comercio de EE.UU. ha investigado el caso y ha encontrado a la señora Ross culpable, condenándola a una multa de 163 millones de dólares.

Al parecer, Ross es responsable de una campaña de scareware que hacía pensar a los usuarios que sus equipos estaban infectados con virus. Básicamente, el funcionamiento de la estafa era el siguiente. A través de un mensaje incrustado en distintas páginas web, Ross y las empresas que controlaban ofrecían a los usuarios el escaneo, gratuito, de sus equipos, que aseguraban que podían estar en riesgo.

Al realizar el supuesto escaneado, se alertaba a los usuarios de que sus equipos estaban infectados con un peligroso virus. Para terminar con la amenaza y proteger los sistemas, se ofrecía a los internautas la posibilidad de contratar soluciones antivirus desde el mismo sistema de análisis. Por cada descarga de ese supuesto software antivirus se cobraba entre 40 y 60 dólares y se garantizaba la eliminación del virus. Dado que la existencia del malware era falsa, los antivirus parecían surtir efecto, aunque era todo parte de la estafa.

Se calcula que más de un millón de equipos habrían caído en la estafa realizada por Kristy Ross y las empresas ucranianas por lo que sus ingresos habrían sido multimillonarios. Por ello, la Comisión de Federal de Comercio habría decidido imponer la multa de 163 millones de dólares, una de las más altas impuestas hasta el momento por este tipo de delitos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información