ALERTAS | Noticias | 15 OCT 2012

Otro miembro de LulzSec reconoce haber participado en el ataque contra Sony

Tags: Seguridad
Un hacker miembro del grupo LulzSec ha admitido ante un tribunal de California su participación en el importante ataque contra los sistemas de Sony que se saldó con la paralización de parte de las actividades de la compañía y con el robo de datos de los usuarios. El hacker ha asegurado que utilizó un ataque por inyección de SQL para penetrar en los sistemas de Sony.
Antonio R. García

Poco a poco se van encontrando a los culpables de uno de los problemas de seguridad más importantes que ha vivido Sony en su historia. El incidente se produjo en 2011 y se saldó con miles de datos de usuarios comprometidos y con la paralización de parte de los servicios de Sony como medida de precaución. La acción, un ataque coordinado, ha sido investigada y ya se conocen varios de sus responsables.

El último en admitir su participación ha sido Raynaldo Rivera. Se trata de un hacker de 20 años miembro de LulzSec, que ha confirmado en un tribunal de California su participación en el ataque. Rivera se enfrentaba a una posible condena de 15 años de prisión por el acceso a los sistemas de Sony, por el robo de información y por los daños ocasionados.

Ante esa posible condena, el hacker ha decidido colaborar y explicar su implicación en el incidente. El miembro de LulzSec ha afirmado ante el tribunal que participó en una acción coordinada para alterar el correcto funcionamiento de los sistemas de Sony. Dicha acción estaría dentro de una campaña contra empresas y organizaciones de Estados Unidos.

Los miembros de LulzSec utilizaron la inyección de SQL como método para alterar el correcto funcionamiento de los sistemas de Sony. Gracias al ataque pudieron acceder a bases de datos de la compañía, comprometiendo datos de miles de usuarios. Dichos datos posteriormente se publicaron y Sony sufrió importantes costes por la iniciativa.

Raynaldo Rivera ha confirmado su participación, con lo que ha conseguido que se retiren parte de los cargos en su contra. Gracias a su cooperación, el hacker ha conseguido que la condena máxima a la que se enfrenta pase a ser de 5 años y que la multa que se le imponga pueda verse reducida a 250.000 dólares. Se espera que en los próximos meses se emita una sentencia definitiva, al igual que en el caso contra el líder de LulzSec, Sabu, que también está siendo procesado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información