ALERTAS | Noticias | 29 JUN 2009

Reino Unido anuncia su plan de ciberseguridad

El Gobierno británico ha comunicado la puesta en marcha de su primer plan de ciberseguridad, cuyo objetivo será blindar las infraestructuras críticas del país y protegerse de los ataques de países y organizaciones hostiles.
CSO

La creciente preocupación de los gobiernos por las amenazas online ha llevado a Reino Unido a actualizar su propia estrategia de seguridad nacional, anunciada hace un año, con medidas de ciberseguridad. “Al igual que en el siglo XIX tuvimos que proteger nuestros mares por nuestra seguridad y prosperidad nacional, y en el siglo XX tuvimos que proteger el cielo, en el siglo XXI también tenemos que proteger nuestra posición en el ciberespacio con el propósito de dar a los ciudadanos y empresas la confianza que necesitan para operar de forma segura en ese espacio”, explicó el Primer Ministro inglés Gordon Brown durante la presentación de este nuevo plan de seguridad nacional a finales de la pasada semana.

Como parte del plan se crearán dos nuevos organismos: el Centro para Operaciones de Ciberseguridad y la Oficina de Ciberseguridad. El primero será una entidad multidepartamental con sede en Cheltenham y ligado al GCHQ (Government Communications Headquarters), desde el que se proporcionará protección coordinada a los sistemas de TI críticos para Reino Unido. Los expertos informáticos que formen parte de él monitorizarán, analizarán y contabilizaran los asaltos hostiles basados en técnicas informáticas.

Respecto a la Oficina de Ciberseguridad, coordinará políticas y supervisará el programa de trabajo entre las distintas agencias. Este órgano estará vinculado directamente al Gabinete Ministerial, tendrá contactos con la industria y aportará una visión estratégica.

Los dos centros forman parte de la primera estrategia de ciberseguridad de Reino Unido, y están incluidos en una más amplia y actualizada estrategia de seguridad nacional, anunciada el pasado año, ahora revisada con el objetivo de combatir las nuevas amenazas de la era digital, como el ciberfraude, el robo de identidad, los delitos informáticos o la ciberguerra.

El gobierno inglés también ha prometido nuevos fondos para mejorar la capacidad de detección y respuesta ante estos ataques y para hacer que la información compartida sobre amenazas sea más fiable.

El plan contempla, además, la estrecha colaboración de Reino Unido con otros países para desarrollar leyes internacionales en materia de ciberseguridad, así como la creación de un grupo asesor ético que garantice que las políticas son “coherentes con las libertades personales en el uso del ciberespacio”.

La introducción de esta estrategia de ciberseguridad también generará nuevas oportunidades para las empresas tecnológicas de Reino Unido, según fuentes oficiales. El gobierno colaborará con el sector privado para cubrir la brecha en materia de ciberseguridad existente entre el Estado y la industria.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información