PROTECCIÓN DE DATOS | Noticias | 20 NOV 2015

3 de cada 4 compañías se han visto afectadas por incidentes de seguridad internos

El 21% de las compañías afectadas por amenazas internas perdieron datos valiosos que perjudicaron su negocio. El daño económico causado por fugas de datos ascendió a 80.000 dólares en el caso de las PYMES, y a 1,2 millones en el de las grandes empresas.
ordenador_internauta_seguridad
Hilda Gómez

A medida que se expande la infraestructura de TI de una empresa, también lo hace el panorama de amenazas, ya que los nuevos componentes aportan nuevas vulnerabilidades. La situación se agrava por el hecho de que, no todos los empleados (especialmente aquellos sin conocimientos de TI) pueden seguir el ritmo de un entorno de TI en constante cambio. Como resultado, la empresa se expone a no sólo a amenazas externas, sino también las amenazas internas que vienen de los empleados. Así lo confirma un estudio realizado por Kaspersky Lab y B2B Internacional, según el cual, el 73% de las empresas se han visto afectadas por los incidentes de seguridad internos, siendo los empleados la principal causa de la pérdida de datos confidenciales en el 42% de los casos. Además, el 21% de las empresas afectadas por amenazas internas perdieron datos valiosos que posteriormente tuvieron un efecto sobre su negocio.
Según el estudio, el 28% de las empresas registraron fugas de datos accidentales y el 14% fugas de datos intencionales. Las pérdidas financieras a la que incurrieron las pequeñas y medianas empresas como consecuencia de la fugas de datos ascendieron de media a 80.000 dólares, 33.000 por fugas accidentales y 47.000 por fugas intencionales, mientras que en las grandes empresas ascendieron a 1.290.000 dólares, 544.000 por fugas accidentales y 748.000 por fugas intencionales. Además de las fugas de datos, las amenazas internas incluyen la pérdida y robo de los dispositivos móviles de los empleados. El 19% de los encuestados reconoció que perdieron un dispositivo móvil con datos de la empresa al menos una vez.
Otro factor importante es que el personal defraude. El 15% de los encuestados señalaron que los recursos de la empresa, incluyendo las finanzas, fueron utilizados por los empleados para sus propios fines. El porcentaje puede ser bajo, pero las pérdidas causadas por estos incidentes superaron el daño causado por las filtraciones de datos confidenciales de las empresas. Las pequeñas y medianas empresas pierden hasta 40.000 dólares de media por la actividad fraudulenta de los empleados, mientras que la cifra para las grandes empresas supera 1,3 millones.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información