PROTECCIÓN DE DATOS | Noticias | 29 AGO 2016

El acuerdo de transferencia de datos Privacy Shield alberga ya a 200 empresas

A lo largo del último mes, el Departamento de Comercio de EE.UU. ha procesado en torno a 90 solicitudes de 200 negocios diferentes. Si la ITA continúa procesando certificaciones al ritmo actual, el período podría alargarse hasta un período de dos años.
Privacy Shield documento
Redaccion

Según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos, hasta el momento existen 200 empresas tras el acuerdo Privace Shield, mediante el cual, las compañías pueden procesar la información personal de los ciudadanos de la Unión Europea en los servidores de los EE.UU.  

Para ello, las empresas deben estar registradas ante la Administración de Comercio Internacional del Departamento de comercio de los EE.UU. Se trata de un proceso de auto certificación, por lo que la ITA está comprobando que los formularios son rellenados de forma correcta.

En la actualidad hay 200 empresas de pie detrás de Privacy Shield, el acuerdo marco que permita a las empresas para procesar la información personal de los ciudadanos de la Unión Europea en los servidores en los EE.UU. Es necesario cumplir las reglas de privacidad impuestas para asegurar que la información personal de los ciudadanos de la Unión Europea goce de la misma protección legal en los EE.UU., como exige la legislación vigente.

La ITA comenzó a procesar solicitudes el 1 de agosto, y ya el pasado 26 de agosto había aceptado 90 de un total de 200 solicitudes de empresas. Entre las grades destacan Microsoft, Salesforce y Facebook, por citar algunas.

Privacy Shield ha reemplazado la normativa de su sucesora Safe Harbor, la que ha estado vigente entre julio del año 2000 hasta el mes de octubre del 2015, fecha en la que Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que proporcionaba una protección inadecuada de los derechos de privacidad de los europeos. A nivel de empresas parecía segura, ya que se constituyó con una serie de principios por los cuales las compañías firmantes se vinculaban con unas obligaciones procuradas para proteger los datos de los europeos. Pero no era así con la administración norteamericana, pues se establecían ciertas excepciones que permitían a las autoridades de inteligencia estadounidense acceder a los datos personales transferidos para tratarlos de manera incompatible con las finalidades del acuerdo. Fue a raíz de las revelaciones de Edward Snowden cuando salieron a la luz estos casos.

Si la ITA continúa procesando certificaciones al ritmo actual, el período podría demorarse hasta los dos años si todas las compañías que cumplían con el acuerdo de Safe Harbor quieren seguir cumpliendo con las cláusulas impuestas por Privacy Shield. El Departamento de Comercio de Estados Unidos llevará a cabo actualizaciones y revisiones periódicas de las empresas participantes con el objetivo de asegurar que se someten a las reglas que han firmado. Si éstas no cumplen con las cláusulas se enfrentarán a duras sanciones e incluso a la retirada del merco del convenio. Con Privacy Shield se pretende endurecer las condiciones para las transferencias sucesivas de datos a terceros, garantizando el mismo nivel de protección que en el caso de una compañía afiliada al acuerdo.

Es una información del servicio de noticias IDG News Service, realizada por Peter Sayer

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información