PROTECCIÓN DE DATOS | Noticias | 12 JUL 2016

El acuerdo Privacy Shield entra en vigor

Ya es oficial la aprobación del acuerdo en materia de datos que sustituye a Safe Harbour. A partir de hoy, se acaba con una época de bloqueo hacia muchas empresas que habían cesado su actividad. La firma conlleva más obligaciones, más garantías y más transparencia.
Privacy Shield
Penny Pritzker, secretaria de comercio de los Estados Unidos, y Vera Jourová, comisaria europea de justicia
Redacción

Hoy el acuerdo Privacy Shield ha sido aprobado definitivamente. Como era de esperar, la Comisión Europea ha dado el visto bueno al acuerdo de transferencia de datos entre Europa y Estados Unidos. Éste viene a sustituir al antiguo Safe Harbour, que tal y como dictaminó el Tribunal de Justicia de la UE no protegía adecuadamente los datos transferidos por los ciudadanos europeos. Tanto es así que fue invalidado. Por ello, la entrada en vigor del Privaty SHield urgía sobremanera ya que muchas empresas han tenido paralizada su actividad como consecuencia de esta anulación o vacío legal.

Estos son los puntos más importantes del acuerdo:

1.Obligaciones más fuertes para las empresas que tratan con datos

El Departamento de Comercio de Estados Unidos llevará a cabo actualizaciones y revisiones periódicas de las empresas participantes con el objetivo de asegurar de que se someten a las reglas que firmarán. Cabe recordar que adoptar el acuerdo es voluntario para las compañías, pero que su cumplimiento es obligatorio. Si éstas no cumplen con las cláusulas se enfrentan a duras sanciones e incluso a la retirada del marco del convenio.  El endurecimiento de las condiciones para las transferencias sucesivas de datos a terceros garantizará el mismo nivel de protección que en el caso de una compañía afiliada al acuerdo

2. Garantías claras y obligaciones de transparencia para el acceso del gobierno estadounidense

Estados Unidos ha prometido a la UE la confianza de que el acceso de las autoridades públicas para la aplicación de la ley y la seguridad nacional está sujeto a limitaciones claras y mecanismos de supervisión. Además, la UE se beneficiará de estos engranajes de reparación. Los EE.UU. han renunciado a la vigilancia masiva indiscriminada de datos personales transferidos a su país desde el continente europeo. La Oficina del Director de Inteligencia Nacional aclaró que la recolección masiva de información solo puede ser utilizada bajo condiciones muy específicas. Por su parte, el secretario de estado ha establecido una posibilidad de reparación en el área de la inteligencia nacional para los europeos a través de un mecanismo defensor dentro del departamento de estado.

3. Protección efectiva de los derechos individuales

Cualquier ciudadano que considere que sus datos han sido mal utilizados según los preceptos del Privacy Shield, podrá acceder a distintos mecanismos de resolución de conflictos. Igualmente, la queja podrá ser resuelta por la propia empresa. También,  podrán acudir a sus respectivas autoridades nacionales de protección de datos. Si un caso no se resuelve por cualquiera de estos medios, como último recurso, habrá un juicio de arbitraje en el que entrarán tanto en juego la Unión Europea como las autoridades americanas.

A partir del 1 de Agosto las empresas podrán firmar el acuerdo. “Este momento será muy importante tanto para la sociedad como para la economía. Ahora tenemos un marco sólido para asegurar que las transferencias se realizan en las mejores y más seguras condiciones”, ha declarado, Andrus Ansip, vicepresidente de la Comisión para el Mercado Único Digital, momentos después de conocerse la noticia.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información