PROTECCIÓN DE DATOS | Noticias | 20 JUN 2018

“OK Google”. ¿Qué hay de mi privacidad?

Google ha presentado en nuestro país las versiones de sus altavoces inteligentes Google Home y Google Home Mini inaugurando la nueva era de los asistentes inteligentes basados en el uso de comandos de voz, finalmente disponibles también en castellano. "OK Google". Hablemos.
Google Home
Google Home cuesta 149 euros mientras que Google Home Mini 59 euros
Alfonso Casas

Antes de seguir con el artículo, cabe recordar que en Estados Unidos estos modelos se encuentran disponibles desde finales del año 2016. Llegan con precios francamente asequibles, especialmente el modelo Mini que apenas cuesta 59 euros, frente a los 149 del superior.

Y digo el inicio de una nueva era, porque Amazon también anunciaba ayer mismo que libera su código para ofrecer aplicaciones de voz a los clientes de España utilizando su kit Alexa Skills (ASK). La colección de API de ASK ofrece herramientas para que los desarrolladores puedan adoptar el servicio de Alexa Voice, presagio de la llegada de sus altavoces Amazon Echo y su asistente Alexa que podrían hacerlo a lo largo de este mismo año.

De esta forma, con Home, Google  parece haber ganado la batalla de llegar el primero a nuestro país con posibilidad de uso en castellano. ¿Quieres que Google Home reproduzca tu canción favorita o una playlist de Spotify? Simplemente menciona “OK Google” y solicita que reproduzca la canción o la lista de reproducción de tu servicios de música. Gracias a los plugin de Google con terceros, los usuarios pueden mejorar la experiencia de uso de estos dispositivos. Si lo que quieres es solicitar a la inteligencia artificial de Google que reproduzca sobre tu Smart TV un capítulo concreto de la serie de Netflix “por trece razones”, procede con la orden y el asistente procederá con la solicitud. Sorprende la inmediatez en las acciones y cómo se ha optimizado la capacidad de compresión de estos asistentes, que ya no necesitan de comandos específicos para que puedan interpretar lo que solicita su usuario. De esta manera, Google Home está escuchando de manera constante la frase de “OK Google” para poder seguir estas instrucciones.

El usuario principal puede configurar el dispositivo con su cuenta de Gmail, de manera que tendrá acceso a su agenda, a la que podrá pedir que el asistente le informe de eventos diariamente. Sin embargo, Google Home puede monitorizar la voz de otros seis miembros de la familia, de manera que ofrecerá recomendaciones en función de la persona con la que esté interactuando.

No obstante, el tema que preocupa a algunas personas sigue siendo la frase de “siempre escuchando”. El modelo Google Home se diferencia del Mini en el precio y en las prestaciones. Además, el Google Home ofrece la posibilidad de poner el micrófono en mute mediante un pulsador ubicado en su parte posterior. Esto no evita que se puedan producir situaciones que discrepan con la privacidad, afirman algunos analistas. “Es obvio que cualquier dispositivo que siempre esté escuchando, también podrá almacenar y analizar lo que esté cerca del receptor”, destacan desde la consultora Orion X.

Preguntado sobre este asunto, un portavoz de Google nos ha confirmado a Computerworld que la privacidad del usuario es primordial y clave para la compañía de manera que es aplicable desde los inicios de desarrollo del propio dispositivo. “Sólo procesamos el habla después de que se detecta la palabra clave “OK Google” nos confirma el ingeniero de la compañía, de forma que si no se escucha la palabra clave, el fragmento de audio permanece local en el dispositivo y luego se descarta”.  No obstante, no se nos aclara cuanto tiempo la información permanece almacenada en local.

En base a nuestra preocupación sobre los aspectos de privacidad, desde Google nos recuerdan que siempre podemos acceder a nuestro perfil de la cuenta para comprobar los datos que han sido recopilados “ver Mi Actividad” con la posibilidad de eliminar lo que uno no desea que se recopile.

En este sentido, Google utiliza el historial de audio de cada uno para aprender el sonido y la entonación de las voces de los usuarios, como los usuarios pronuncian las frases de manera que sea posible afinar más en el reconocimiento de la voz. Desconocemos si esta información puede llegar a ser utilizada para ofrecer recomendaciones, que probablemente sí, o para generar perfiles de publicidad a medida.

Tras apenas 24 horas de uso bien puedo garantizar que los usuarios acabaremos adoptando este tipo de tecnologías, que entrarán en el hogar en un abrir y cerrar de ojos. Sin duda, nos facilitan la vida, pero la sociedad debe sopesar todo aquello a lo que debe estar dispuesto a renunciar. Legislaciones como GDPR ayudarán a que nuestra información clave se encuentre mínimamente protegida y las soluciones de los fabricantes se alíneen con la regulación establecida. Pero, debemos ser minuciosos con la información que compartimos. 

Si tienes diversos Google Home repartidos por el hogar puedes utilizarlos hasta para comunicarte con tus hijos a modo de llamada “chicos, a cenar”. Así nos lo mostraba la compañía en una de las demostracciones. Sin embargo, no podemos obviar situaciones que nos abren los ojos en cuanto a posibilidades, como el vivido en muchos hogares americanos durante la última edición de la Super Bowl cuando el altavoz inteligente de Amazon respondió con risas a un anuncio publicitario, sorprendiendo a muchos usuarios que se encontraban en sus hogares, sin dar crédito a la situación.

 

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios