PROTECCIÓN DE DATOS | Artículos | 27 ENE 2012

Protección de datos: cuatro formas de gestionar la reputación online

IDG.es

El Día de la Protección de Datos se celebra cada 28 de enero. El propósito de tal efeméride es incrementar la concienciación de la reputación online y la protección de datos entre consumidores, organizaciones y entidades gubernamentales, en un momento en el siguen saltando a la palestra casos en los que se vulnera el derecho a la privacidad. Por eso, los esfuerzos por divulgar tal necesidad de concienciación nunca son suficientes.

Con motivo del Día de la Protección de Datos, Microsoft ha hecho públicos los resultados de un estudio, realizado por Blueocean Market Intelligence entre 5.000 personas (niños de entre 8 y 17 años y adultos de 18 a 74) de Canadá, Alemania, Irlanda, España y Estados Unidos, que revelan que la mayoría de ellos no vigila lo suficiente sus perfiles y su reputación online.

Según el informe de Microsoft, el perfil online es la suma del contenido online sobre una persona (compras con tarjetas de crédito, registros médicos), el contenido creado por la persona (emails, vídeos, publicaciones en redes sociales) y el contenido creado por otros sobre una persona (alguien que sube una foto o comentarios de otros en una red social o web). Por otra parte, define la reputación online como la imagen que se crea de alguien con la información que uno u otros han compartido en Internet mediante blogs, fotos, tweets y vídeos. 

Reputación online: cuatro formas de gestionarlaEl estudio de Microsoft indica que el 67% siente que tiene controlada su reputación online, pero solo el 44% piensa de forma activa sobre las consecuencias a largo plazo de sus actividades online.

Facebook y Twitter han abierto, para bien o para mal, una nueva ventana al mundo, donde empresas y usuarios pueden expresarse y divulgar sus mensajes. Son innumerables las ventajas que tiene la presencia en redes sociales de las empresas y profesionales –por circunscribirlo al ámbito en el que nos movemos-, pero también debemos medir bien la reputación que se genera de cada uno.

Una práctica cada vez más habitual en los departamentos de recursos humanos es buscar en las redes sociales los perfiles de los candidatos a un puesto de trabajo a la hora de valorar su incorporación. Es solo un ejemplo de cómo la reputación online puede afectar a nuestra vida.

 

Entonces, ¿cómo gestionar la reputación online?

 

Brendon Lynch, CPO (chief privacy officer) de Microsoft, explica en un blog corporativo algunas formas de gestionar la reputación online que pueden aplicarse tanto a la actuación personal como profesional de un individuo o empresa en la Red.

Hacer un informe de reputación online

Se deberían buscar todas las variaciones de un nombre en los motores de búsqueda y evaluar si los resultados reflejan la reputación que uno desea compartir con el mundo, en el que se encuentran el actual y futuros empleadores, compañeros, amigos y familia. El informe de Microsoft ha detectado que el 37% de los adultos nunca lo hace. Si se encuentra información inexacta o poco favorable, se debe solicitar a la persona que la publicó que la elimine o corrija el error.

Separar los perfiles profesionales y personales

Cuando se busca un nuevo trabajo o solicita un nuevo seguro o préstamo, hay que recordar que la imagen online puede ser un factor determinante. Utilizar diferentes direcciones de correo, nombres, blogs y webs para cada uno de los perfiles, y evitar el cruce de referencias entre los sitios personales es una buena medida.

El 57% de los adultos consultados para el estudio de Microsoft piensa en dar los pasos para mantener sus perfiles personales y laborales como privados. Sin embargo, el 17% reconoce que la información que pretendía que fuera privada se había hecho pública de forma inadvertida.

Asimismo, a la hora de añadir información personal al perfil profesional hay que ser juicioso: solo deberían aparecer datos apropiados para un contexto profesional.

Revisar la configuración de privacidad

En los navegadores de Internet, páginas de networking social, blogs personales y otros sitios donde se publican datos personales, se deben utilizar los ajustes de privacidad para gestionar quién puede ver el perfil o las fotos, cómo puede la gente encontrar un perfil, quién puede comentar y cómo bloquear los accesos no deseados. Según los datos de Microsoft, el 49% de los adultos no utiliza la configuración de privacidad en las redes sociales.

Si se usa Internet Explorer 9, recomienda el CPO de Microsoft, existe

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información