SEGURIDAD EN CIFRAS | Noticias | 16 JUL 2013

El 35% de las empresas europeas conserva toda la información de empleados y clientes

Un estudio de Iron Mountain asegura que las empresas de tamaño medio de Europa podrían tener que hacer frente a importantes multas por conservar demasiada información durante mucho tiempo.
Bárbara Madariaga

Así, y según el estudio de Iron Mountain, más del 35 por ciento de las empresas europeas conserva toda la información de sus empleados y clientes, así como información financiera “por si acaso la necesitan”.

“Las leyes europeas de protección de datos son complejas y varían mucho entre estados miembros”, afirma Iron Mountain, quien además destaca que, “el periodo medio de conservación de documentos ronda los 6 años, pero puede ir desde 3 meses para las quejas de clientes hasta más de 20 años para acuerdos confidenciales o patentes. Además, estas leyes cambian frecuentemente”.

En relación a los sectores, los que peor posicionados están son aquellos que engloban a las empresas de fabricación y de ingeniería. No obstante, el 39 por ciento de las empresas pertenecientes al sector financiero conserva todo y el 9% no tiene una política empresarial para la conservación de datos.

 “La información es la savia de las empresas, pero gestionarla atendiendo a la legislación puede ser una verdadera pesadilla, especialmente para aquellas compañías que operan en Europa” comenta, Ignacio Chico, director general de Iron Mountain España, quien continúa destacando que “gracias a nuestra experiencia al trabajar para empresas europeas de distintos tamaños y sectores, sabemos cuáles son los principales retos a los que se enfrentan las compañías en cuanto a cumplimiento se refiere. En la era del Big Data, que implica bases de datos de clientes en las que se basa el potencial de las empresas y un entorno cada vez más expuesto a los litigios, las empresas, sea cual sea su tamaño, tienen que tener unas políticas robustas de conservación de la información. Hemos desarrollado una guía que ofrece ayuda práctica para aquellas que actualmente estén conservando todo”.

Ignacio Chico recuerda que “una brecha de datos es una pesadilla para cualquier empresa. Cada empresa tiene unas obligaciones respecto de sus empleados, accionistas, proveedores y clientes para conservar información de forma segura y responsable. Conseguir esto puede ser complejo y llevar mucho tiempo. La publicación de la nueva Guía de Conservación ayudará a muchas empresas a dar respuesta a este reto”. 


 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información