SEGURIDAD EN CIFRAS | Noticias | 23 ABR 2010

La tecnología puede reducir las emisiones de CO2 en un 15%

Cisco propone cinco iniciativas para que las empresas reduzcan sus emisiones de carbono al tiempo que minimizan los costes operativos y se incremente la productividad.
Network World

The Climate Group afirma que la tecnología es responsable del 2% de las emisiones de CO² a escala global, pero también que es capaz de reducir estas emisiones en un 15%, lo que supondría un ahorro estimado de 600.000 millones de euros para el año 2020. 
Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Tierra, Cisco ha dado cinco consejos para que las empresas contribuyan a minimizar las emisiones contaminantes a la par que se reducen los costes operativos y se incrementa la productividad. La clave está en utilizar Internet y las redes de datos como una plataforma inteligente que permita controlar y optimizar el consumo energético aprovechando los recursos y facilitando nuevas formas de trabajo. 
Apagar los equipos cuando no se utilizan y controlar su consumo es una de las forma de ahorrar energía. Si se activa el modo espera o el de bajo consumo de energía en monitores, impresoras y ordenadores se reduce el consumo eléctrico generando ahorros de hasta 50 euros anuales por ordenador, según la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos. En ausencias superiores a 30 minutos, lo ideal sería apagar el equipo por completo. Cisco propone herramientas como EnergyWise con las que es posible controlar el encendido, apagado y gestión de todos los equipos eléctricos conectados a la red corporativa de la empresa, desde un único punto e incluso de forma remota con PDAs o smart phones. Una compañía con 10.000 PCs puede así reducir el coste energético hasta en un 44%. 
El segundo consejo que da Cisco es consolidar las redes y los equipos mediante virtualización. La tecnología de virtualización permite unificar redes y equipos en una misma infraestructura combinando recursos de computación, redes y acceso al almacenamiento. Esto ahorra espacio en el data center, minimiza el uso de cables y aparatos de refrigeración y reduce el consumo energético. La plataforma UCS (Unified Computing System) de Cisco permite que una empresa que cuente con 320 servidores tradicionales obtenga un 43% de ahorro en inversiones de capital, un 19% en potencia y refrigeración, un 86% en reducción en el cableado y un 61% en racks. 
Por otra parte, gracias a la proliferación de la banda ancha y las últimas tecnologías de vídeo y audio de alta definición, las empresas pueden sustituir los viajes de trabajo por reuniones virtuales basadas en herramientas de videoconferencia o de telepresencia. Cisco calcula que 98 horas de telepresencia evitan lanzar a la atmósfera las mismas emisiones de CO² que se producen en un viaje en avión entre San José (California) y Nueva York. Desde que esta compañía utiliza las soluciones de telepresencia (aproximadamente unos tres años y medio), sus emisiones de gases con efecto invernadero derivadas de los viajes de trabajo se han reducido en más de de 274.000 toneladas métricas, el equivalente a retirar de las carreteras más de 55.000 coches. 
Utilizar equipos más eficientes, sustituyendo los antiguos monitores de tubo de rayos catódicos (CRT) por pantallas más modernas con tecnología TFT o LED; así como adquirir routers, switches y diverso equipamiento para la red y el centro de datos certificados como energéticamente eficientes también son otras formas de ahorrar energía. 

Reciclar la basura electrónica
 
Los dispositivos electrónicos estropeados u obsoletos contienen metales tóxicos y productos químicos que contaminan la tierra, el aire y el agua. Los europeos producimos entre 17 y 20 kilos de basura electrónica per cápita cada año (según el organismo DG Environment de la Comisión Europea), mientras el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas informa que la basura electrónica pronto llegará a los 50 millones de toneladas anuales. Hasta hace poco, el 90% de esta basura era enterrada, incinerada o recuperada sin los tratamientos correctos. Para evitarlo, las empresas pueden devolver los equipos y componentes obsoletos a sus fabricantes de forma gratuita. “En Cisco entendemos que todo lo que puede conectarse a la red puede ser ecológico”, comenta Juan Blanco, director de Desarrollo de Negocio para la Región Mediterránea de la compañía. “La tecnología tiene el potencial para transformar la manera de afrontar los retos medioambientales, apoyándonos en Internet y la inteligencia de red para que las personas y las empresas puedan trabajar, aprender y divertirse de una forma mucho más sostenible”. 



Noticias relacionadas:

- Cisco sitúa a la red en el centro de la eficiencia energética

- Cisco prepara su CPD del futuro con UCS

- La tecnología móvil podría reducir la emisión de CO2 en un 2,4%

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información