SEGURIDAD EN CIFRAS | Noticias | 11 SEP 2009

Symantec calcula el valor de nuestras identidades en el mercado negro

Symantec ha presentado una nueva herramienta que aglutina datos básicos personales y luego los une a información financiera y de la Red, calculando entonces el valor que nuestras identidades tendrían en el mercado negro. Es un dato que da bastante que pensar.
Paula Bardera

Lo cierto es que en los últimos tiempos se dan muchos casos de robo de identidades y de datos comprometidos. Incidentes como el de Heartland Systems ponen nuestra información personal en riesgo, incluso si sólo utilizamos nuestra tarjeta de crédito para echar gasolina. Explotando sus aplicaciones y la debilidad de sus redes, un grupo de individuos han robado datos de más de 130 millones de cuentas de tarjetas de crédito y débito. Se trata de ejemplos a gran escala de fallos en la seguridad, pero también se producen innumerables casos de ataques de phishing y malware a consumidores normales y corrientes, con los que se pretende recopilar datos personales y financieros. 

El robo de identidades es un negocio de lo más lucrativo, por lo que, aparentemente, todos estos datos personales son muy valiosos. Sin embargo, la herramienta de Symantec revela todo lo contrario. Esta calculadora pregunta una serie de cuestiones tales como ingresos netos o cómo interactuamos on-line, especialmente con información financiera. Después, determina si esa identidad tendría valor en el mercado negro. Pero los valores que ofrece esta herramienta no son muy altos, entre 10 y 35 dólares.

Ante estas cifras… pregúntese qué le pasaría si le robaran su identidad. O piense en algo aún más sencillo y común. ¿Ha perdido alguna vez la cartera? No es nada divertido. Hay que llamar al banco y a las compañías de las tarjetas de crédito para bloquear cualquier actividad en ellas. Después es necesario manejarse sin tarjetas de crédito en unas dos o tres semanas, hasta que recibimos las nuevas. Además, hay que emplear mucho tiempo para renovar toda la documentación.

Es aleccionador aprender todo el tiempo, esfuerzo y gastos que son necesarios para evitar que nuestros datos se vean comprometidos y se utilicen por extraños y que, en realidad, toda esta información sea virtualmente tan “barata” para el ladrón. Por supuesto, el ladrón no está robando solo nuestras cuentas corrientes, detrás de todo eso hay una economía de escala en la que se roban y venden millones de identidades.

El ladrón de datos no necesita vender nuestra identidad por millones de dólares porque ya cuenta con cientos, miles, millones de cuentas que vender. Pero además, es que no quieren estar en el negocio del robo de identidades. El actual valor financiero de los millones de internautas combinado podría traducirse en decenas de miles de millones, pero lo cierto es que comprometer esas identidades y extraer los fondos de las mismas implica, en sí mismo, un riesgo aún mayor. Por todo ello, estos delincuentes preferirían llegar a un rápido trato para vender los datos y dejar que cualquier otra persona corra el riesgo de robar las identidades. ¿Qué significa todo esto? Pues dos cosas, por un lado, que no debemos cometer el error de creer que no tenemos nada de valor que pueda sernos robado. Hay una diferencia muy pequeña en valor en el mercado negro entre un estudiante arruinado y un jubilado adinerado. Recuerde, el saldo de su cuenta es sólo una parte muy pequeña del valor de su identidad, que puede ser utilizada para abrir nuevas cuentas y para toda una variedad de propósitos.

Por otro lado, no cometa el error de no proteger sus datos. Hay muchas posibilidades para hacerlo, pero, al menos, debería utilizar software de seguridad y mantenerlo actualizado. Además, es conveniente mantener los sistemas actualizados y sin fallos. Y lo que es más importante, conservar un nivel razonable de paranoia y escepticismo, protegiendo su identidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información