SEGURIDAD MÓVIL | Noticias | 20 SEP 2016

ARM impulsa la tecnología de los vehículos autónomos

El fabricante ha desarrollado el nuevo chip Cortex R52 con el que pretende optimizar los sistemas de frenado empleados actualmente por los vehículos autónomos. La tecnología cuenta con los estándares más elevados de seguridad.
chip ARM Cortex R52 vehículo

El sistema de frenado en los vehículos autónomos se enfrenta al hándicap de tener que realizar una serie de cálculos de datos y algoritmos en apenas unos instantes para poder activar los sensores y actuar con la mayor rapidez. Solo así podrá evitar una colisión o algún mal mayor. Con estas premisas, la compañía ARM ha trabajado en el desarrollo de su nuevo chip Cortex R52, el cual permitirá que los coches de conducción autónoma tengan un sistema de frenado más avanzado para evitar colisiones y parar en semáforos en rojo.

Estos vehículos ya van equipados con lo último en tecnología para poder reconocer objetos a su alrededor y llevar a cabo un recorrido previamente establecido. La seguridad funcional del vehículo autónomo es fundamental para garantizar la seguridad del piloto y de los peatones. Así, un procesador que no sea capaz de procesar los datos con la velocidad adecuada, incidirá directamente en un mayor tiempo de frenado, lo que podría provocar accidentes.  

En la actualidad, los vehículos de conducción manual cuentan con unidades de microcontroladores MCU los cuales responden rápidamente cuando los conductores golpean el pedal del freno. El vehículo autónomo, por su parte, necesita de un procesador mucho más sofisticado como el Cortex R52, capaz de automatizar el frenado mediante la interpretación de los datos capturados procedentes de cámaras, radar, GPS y otra serie de sensores y chips, incluyendo el apartado gráfico capturado mediante cámaras. Todas las fichas deben combinarse para reconocer objetos en un tiempo récord, guiar el coche y completar otras tareas de inteligencia artificial.

El Cortex R52 está diseñado de fábrica para funcionar de manera conjunta con el resto de componentes del sistema informático del vehículo. Diversos modelos de coche como el Volkswagen Passat vienen de serie con el frenado de emergencia. Estos vehículos combinan el sistema de frenado MCUs con los sensores. En el caso de los vehículos autónomos, deben recoger muchos más datos. El Cortex R52 tendrá que hacer frente a la información más sensorial y visual en tiempo real para tomar decisiones de frenado en instantes. Éste será el gran reto del nuevo chip de ARM.

La seguridad de los vehículos autónomos está ahora mismo bajo sospecha con todas las miradas puestas en los últimos incidentes en los que se han visto involucrados los conocidos Tesla, uno de los cuales causó la muerte de su conductor. Los Tesla tienen una función denominada Autopilot que permite dejar los mandos en manos de la conducción automática. Sin embargo, los vehículos deben ser gestionados por una persona en su interior, y no funcionan como un coche autónomo.

Los vehículos autónomos del futuro dispondrán de dos tipos de ordenadores en su interior: uno para todo lo relacionados con la información y entretenimiento; y el otro para el mando y control del vehículo, destaca Jim McGregor, analista de Tirias Research. Los chips englobados bajo el control del vehículo contarán estarán formados por CPU y GPU que aportarán información para el proceso de frenado. En este sentido, modelos como el Cortex R52 resultan adecuados por congregar toda esta serie de funciones en un único chip.

Estos sistemas, previsiblemente también estarán conectados con un sistema de gestión centralizado en la nube, con el fin de recibir información sobre incidencias de las carreteras y que el vehículo pueda anticiparse a determinadas situaciones.

McGregor puntualiza en este sentido que “la exposición a diversas fuentes de información externa también pueden hacer a los vehículos más vulnerables a ciberataques, por lo que hay que considerar todos los factores”.

El nuevo chip de ARM también puede mejorar la seguridad de los aviones teledirigidos y robots, todos aquellos drones que garantizan elevados niveles de autonomía y que interactúan con el mundo real. El R52 está basado en la arquitectura ARMv8-R. El fabricante licenciará el diseño para los fabricantes de chips. STMicroelectronics ha adoptado el diseño para el futuro chip del automóvil. Existen además otras empresas que fabrican chips para automóviles como es el caso de Intel, Renesas, NXP y Freescale.

Es una información del IDG News Service, realizada por Agam Shah

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información