SEGURIDAD MÓVIL | Noticias | 25 MAR 2013

Blue Coat prevé un aumento de las amenazas para dispositivos móviles en 2013

El 40 por ciento del malware móvil bloqueado por Blue Coat tiene su origen en malnets conocidos. Aunque los exploits agresivos contra dispositivos móviles aún no han aparecido, técnicas establecidas como el spam o phishing están migrando con éxito a estos entornos.
Hilda Gómez

Como ya pudimos observar en 2012, el panorama de amenazas móviles está creciendo. Así lo apunta un estudio de Blue Coat, del que se desprende que las redes de malware o malnets, que estuvieron en el origen de casi dos tercios de todos los ataques webs producido el pasado año, están fijándose en los usuarios móviles. No en vano, el 40 por ciento del malware móvil bloqueado por el servicio de seguridad de Blue Coat tiene su origen en malnets conocidos.

La compañía prevé un aumento de las amenazas móviles en 2013, en tanto que la adopción de móviles y tablets continúa creciendo rápidamente y cada vez más empresas proporcionan acceso a datos corporativos a través de dichos dispositivos. Como explica Miguel Ángel Martos, director general de Blue Coat en España y Portugal, “ampliar la seguridad de los dispositivos móviles será un aspecto esencial para las empresas que necesiten proteger sus activos digitales y sus empleados. Los cibercriminales cada vez ven un mayor valor en esos objetivos a medida que aumentan las iniciativas BYOD en las empresas, por lo que es previsible un aumento de los ataques en 2013”.

Respecto a cuáles van a ser las amenazas móviles más frecuentes, Blue Coat apunta a técnicas establecidas que han funcionado bien para atacar a usuarios de PC y que están migrando con éxito a entornos de móvil, como el spam o el phishing. “Muchas de estas tácticas son agnósticas a los dispositivos, por lo que ampliar los ataques hacia los dispositivos móviles es relativamente simple”, señalan desde la compañía. En cambio, los exploits agresivos que apuntan a dispositivos móviles aún no han aparecido.

“Al repasar la seguridad en dispositivos móviles, vemos que algunos riesgos disminuyen, otros aumentan y otros se mantienen. Un ejemplo es el caso de las contraseñas. Durante años, la práctica habitual y segura era que los dígitos de las contraseñas quedaran ocultos instantáneamente cuando se tecleaban. Los teléfonos móviles a menudo invierten está práctica, dejándolas expuestas para asegurar que el acceso es correcto, pero también aumentando el riesgo de que queden expuestas a un espía”, añade Martos.

Noticias relacionadas:

- Directivos de seguridad denuncian la escasez de soluciones contra el malware móvil

- Detectan un malware para equipos móviles que infecta a los PC

- El malware para Android crece un 2.577 por ciento en 2012

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información