SEGURIDAD MÓVIL | Noticias | 26 MAR 2008

Dos nuevas pérdidas de datos personales en portátiles robados

La sustracción de un portátil con información confidencial sin encriptar ha obligado a Agilent Technologies a enviar avisos a todo su personal. Asimismo, una institución sanitaria de Estados Unidos ha perdido datos de 2.500 pacientes en la misma circunstancia.
Arancha Asenjo

El robo de portátiles es un hecho bastante frecuente en los últimos tiempos pero también lo es el conocimiento de que contenían información personal sin ningún tipo de codificación. El último incidente en salir a la luz procede de Agilent Technologies, fabricante de equipos de pruebas y medición.

La compañía envió la pasada semana cartas a 51.000 empleados, actuales y antiguos, informándoles de que algunos de sus datos personales e información fiscal podrían verse comprometidos. El incidente se debe al robo de un portátil del coche de un empleado de Stock & Option Solutions (SOS), empresa de servicios de gestión de stock subcontratada por Agilent. Los datos, guardados sin encriptar en el portátil, incluyen nombres, direcciones, números de la seguridad social de los afectados, así como información relacionada con sus stock options en Agilent, según explicó la portavoz de la compañía, Amy Flores.

Según Flores, Agilent obliga a que todos los datos personales almacenados en portátiles estén encriptadas. “Es absolutamente obligatorio”, dijo apuntando que los directivos de la firma se mostraron “muy sorprendidos” al descubrir que los datos en el portátil robado de SOS no estaban encriptados. Flores ha explicado que SOS informó del robo a Agilent el pasado 4 de marzo y que la compañía empezó a notificar a sus actuales empleados el potencial compromiso de sus datos mediante correo electrónico en las siguientes 48 horas. Tras ello, Agilent empezó a alertar a todos sus antiguos empleados afectados por la brecha.

Por otra parte, el Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI, en inglés) de Estados Unidos, ha reconocido a principios de semana haber sufrido el robo de un portátil con información médica y personal sin encriptar de 2.5000 pacientes de un estudio cardiológico. El equipo estaba en el maletero del coche de uno de sus empleados. La información potencialmente comprometida incluye nombres, fechas de nacimiento, números de historiales médicos hospitalarios y resultados de una resonancia coronaria, según el comunicado emitido por el NHLBI.

Ante este tipo de incidentes, los analistas de seguridad recomiendan a los usuarios encriptar todos los datos almacenados en portátiles, así como en equipos de sobremesa y dispositivos de almacenamiento externos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información