SEGURIDAD MÓVIL | Noticias | 26 AGO 2016

El diseño de productos sin patrones de seguridad expone a los hogares

Tags: Seguridad
Desde la compañía S2 Grupo alertan de que los principales ciberpeligros de los hogares conectados son la falta de concienciación sobre los riesgos, y el diseño de dispositivos poco seguros que son comercializados.
hogar conectado
Alfonso Casas

El uso de dispositivos en nuestros hogares crece a pasos agigantados así como la necesidad de encontrarse interconectados a la red con el fin de poder acceder o gestionarlos en remoto. A esto se le une la proliferación de un mayor número de productos y servicios de domótica que poco a poco mejoran la calidad de vida de las personas en los hogares. La suma de todos estos componentes expone en mayor medida la seguridad de los hogares, que no solo quedan expuestos a robos físicos, sino también a los riesgos derivados de la red.

José Rossell, socio director de S2 Grupo destaca que “en poco tiempo cada casa europea registrará en torno a 150 direcciones IP, lo que supone que la complejidad tecnológica será mucho mayor a la de muchas pequeñas empresas de hace tan solo 5 años”. Por este motivo, matiza el directivo, es necesario que las familias conozcan los riesgos y cómo actuar para no poner en peligro la seguridad del hogar.

Los patrones de comportamiento de la casa, así como si se encuentra habitada quedan expuestos por factores como el consumo de electricidad, los momentos del día en los que no hay gasto, o cuando se está haciendo uso del ancho de banda de la conexión de fibra. Por este motivo, si un ciberdelincuente tuviera acceso a dicha información, podría utilizarla para saber cuándo el hogar está vacío para cometer un delito.

Desde la compañía alertan de que muchos de los problemas parten de que los dispositivos no han sido diseñados pensando en patrones de ciberseguridad, lo que se conoce como ‘security by design’, lo que hace que aparezcan muchos puntos vulnerables que deben ser constantemente corregidos por actualizaciones de los dispositivos.

Rosell puntualiza que “es importante tener en cuenta que la implantación de IoT ha complicado el trabajo a los responsables de ciberseguridad de las compañías porque antes, la seguridad de la empresa estaba en su propia red, mientras que ahora son las personas y sus dispositivos personales los que exponen en mayor medida”.

S2 Grupo indica tres actuaciones como claves para reducir dichos riesgos, que no son otras que concienciación y conocimiento de los peligros reales que nos exponen; exigir el diseño de dispositivos seguros; y por último, seguir pautas de comportamiento seguras, evitando el uso de programas piratas y utilizando contraseñas robustas. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información