SEGURIDAD MÓVIL | Noticias | 23 DIC 2015

El malware en móviles pone en jaque a empresas y organizaciones

Mario García, director general de Check Point para España y Portugal destaca que "ante las crecientes amenazas móviles previstas para 2016, es necesaria la implicación de los Operadores de telefonía para desplegar medidas de seguridad asociadas a cada línea de terminal".
Android malware movil
Alfonso Casas

A estas alturas nadie duda de que el malware en dispositivos móviles crecerá a lo largo de 2016. Las compañías de seguridad coinciden en afirmar que en los últimos tres meses el aumento de amenazas para los usuarios de dispositivos móviles ha crecido en torno al 35 por ciento. Desde la compañía Check Point alertan de que todas ellas tienen como factor común el ser capaces de lograr un acceso directo y potencialmente lucrativo a datos personales y corporativos, y de estar dirigidas muy especialmente a los dispositivos Android.

En este sentido, Mario García, director general de Check Point para España y Portugal indica que “este ritmo de crecimiento es mucho mayor al que venimos observando en las familias de malware en general, algo que debe ponernos en un estado de máxima alerta”.

La compañía, especializada en soluciones de seguridad, destaca que nuestro país actualmente es el 16º más atacado de Europa, un dato significativo si tenemos en cuenta que el 76 por ciento de las microempresas con menos de 10 empleados utiliza la telefonía móvil como herramienta diaria de trabajo. Check Point dispone de una herramienta conocida como Mapa ThreatCloud Mundial de Ciberamenazas, mediante la cual, es posible visualizar cómo y dónde están teniendo lugar los ciberataques en tiempo real.

Las tres familias de malware móvil con mayor prevalencia en la actualidad son; por un lado el troyano Xinyin, que lleva a cabo fraude de clics, especialmente en sitios web de origen chino; el troyano Ztorg que utiliza privilegios root para descargar e instalar las aplicaciones en el móvil sin el conocimiento del usuario; y el malware AndroRAT, capaz de camuflarse e instalarse como una aplicación móvil legitima para permitir que el cibercriminal tenga el control remoto total del dispositivo Android.

García destaca que “en España se hackean móviles de ejecutivos, es algo que está pasando”. Además, añade que “a lo largo de este año, infraestructuras críticas se han visto afectadas, lo que obliga a que las organizaciones tengan que replantearse su estrategia en seguridad”. García destaca que ante el panorama actual existente de amenazas de seguridad de los dispositivos móviles, es necesario que los grandes Operadores de Telefonía se impliquen y permitan un despliegue de seguridad global asociado a cada línea móvil. Es algo que aportaría gran valor a organizaciones y usuarios, incrementando la efectividad frente al modelo actual de uso de aplicaciones o programas para proteger los dispositivos personales.

Para 2016, existen grandes expectativas de crecimiento en torno a Internet de las Cosas, tanto a nivel de soluciones de uso doméstico, como en entornos industriales. Los ataques recibidos asociados a la movilidad y a los dispositivos, incluyendo wearables, sin duda, obligan a tener que replantearse la conectividad y si realmente es necesario que cualquier sensor tenga que estar conectado a Internet. También la llegada de nuevas versiones de sistemas operativos como Windows 10 e iOS 9 son ventanas de oportunidades para los atacantes, que buscan nuevas fórmulas para tomar el control de los equipos y dispositivos. Conviene pues, consolidar las tecnologías y actuar de manera proactiva, con conocimientos para evitar los malos hábitos de uso de los equipos. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información