SEGURIDAD MÓVIL | Noticias | 17 MAY 2016

¿Necesita el iPhone un botón de pánico?

Tags: Seguridad
Debido a que el TouchID no está enmarcado dentro de la misma protección constitucional como la contraseña, un botón de pánico podría suplir esta diferencia y evitar la autoincriminación.
iPhone Touch ID
Redaccion

La razón de que el iPhone tenga el TouchID no es solo una cuestión de evitar los robos de smartphone, tiene también mucho que ver con la protección de datos personales; partiendo de esta premisa, la cuestión de si el iPhone necesita un botón de pánico, empieza a ser muy discutida por los usuarios.

A pesar de las demandas del FBI, Apple ha prometido hacer aún más difícil de hackear el iPhone. La empresa ya ha firmado una patente que convertiría el TouchID en un botón de pánico: utilizando la huella dactilar del usuario, el dueño podría poner el modo pánico en marcha y bloquear información sensible, o directamente, borrar todo el dispositivo. Además, este modo podría robustecer las opciones de seguridad, por ejemplo, enviando las coordinadas del sujeto a la policía o directamente llamando al 112.

Según la patente, parece que ésta se diseñó en un principio como forma de evitar el robo del iPhone; pero a día de hoy, dónde las políticas de privacidad y protección de datos no paran de cambiar, y en especial, con el interés del gobierno estadounidense en acceder a los datos de los smartphones, el botón de pánico podría ayudar a evitar la autoincriminación.

Por ejemplo, recientemente un juez de California sentenció que nadie se puede acoger a la quinta enmienda si las autoridades ordenan desbloquear un iPhone utilizando las huellas dactilares. El problema es que esta sentencia entra en conflicto con otra que garantizaba que no se podía forzar a un individuo a revelar su contraseña de desbloqueo. Según la ley, la contraseña está tipificada como discurso protegido, pero la huella dactilar es una prueba física, y por lo tanto, es susceptible de tener que cumplir con una orden de registro.

Debido a que el TouchID no está enmarcado dentro de la misma protección constitucional como la contraseña, un botón de pánico podría suplir esta diferencia y evitar la autoincriminación.

Algunos usuarios pueden pensar que no deben preocuparse por esto debido a que no tienen nada que ocultar, sin embargo varios casos en EE.UU. han demostrado que pruebas halladas en el móvil han incurrido en sentencias erróneas. Además de la cuestión de la policía, surgen también otros interrogantes, como la cuestión de emergencias donde el usuario sea atacado y no pueda contar con la protección de la ley. En este contexto, nunca está de más estar preparado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información