SOCIAL SECURITY | Noticias | 01 MAR 2016

Los cinco puntos que debe saber sobre el acuerdo Privacy Shield entre la UE y EE.UU.

El nuevo acuerdo sobre protección de datos y privacidad entre la Unión Europea y EE.UU. está a punto de sustituir al anterior tratado, Safe Harbour, ya derogado.
UE - bruselas
Patricia Bachmaier

 

El nuevo acuerdo sobre protección de datos y privacidad entre la Unión Europea y EE.UU.está a punto de sustituir al anterior tratado, Safe Harbour, ya derogado. El fin principal de este nuevo acuerdo es garantizar a los ciudadanos de la UE los mismos derechos de protección de información cuando se procesen sus datos en EE.UU.; en el caso de que estos derechos no estén garantizados, los datos no saldrán de la Unión Europea.

 

Para poder procesarlos, las compañías que quieran utilizarlos deben asegurar que se cumplen ciertos principios básicos que, por cierto, el anterior tratado, Safe Harbour, no cumplía; por estas razones el Tribunal de Justicia de la Unión Europea lo rechazó el pasado octubre y exigió la elaboración de uno nuevo.

 

Estos son los cinco puntos importantes que deben conocer las empresas del tratado:

 

1. Firmar el tratado es voluntario, aunque cumplirlo es obligatorio

A menos que la empresa haya firmado el tratado, la compañía no puede procesar datos provenientes de la Unión Europea. Después de firmarlo su cumplimiento es obligatorio; además, las empresas deberán publicar sus políticas de privacidad (y cumplirlas). Así, el departamento de Comercio de EE.UU. publicará una lista de las empresas que han firmado el tratado y otra con las que no.

 

2. La seguridad nacional está todavía por encima del acuerdo

Cuando hay un conflicto entre la seguridad nacional y el acuerdo, si la ley lo requiere, los principios del acuerdo se limitan. Para ello se tendrá en cuenta la seguridad nacional, el interés público y los requisitos de cumplimiento de la ley.

 

3. La vigilancia masiva sigue permitida

A pesar de que la vigilancia masiva del Gobierno americano era una de las principales razones para acabar con el acuerdo anterior, el nuevo acuerdo todavía lo permitirá. Según el nuevo acuerdo, “las autoridades de EE.UU. afirman que no hay discriminación o espionaje masivo”, aunque ningún documento fuera de la UE apoya su afirmación.

 

El Gobierno de EE.UU. aún permite la vigilancia en seis casos: detectar y calcular determinadas actividades de gobiernos extranjeros, luchar contra el terrorismo, luchar contra la proliferación de este, detectar y contrarrestar amenazas a los EE.UU. o a fuerzas amigas, y combatir amenazas criminales transnacionales, incluyendo evasión de sanciones.

 

4. Las compañías tendrán 45 días para responder

Si un ciudadano de la UE pone una queja sobre el tratamiento de su información personal bajo el acuerdo Privacy Shield, las empresas tendrán que contestar en menos de 45 días. Si su respuesta no satisface al demandante, tendrá la oportunidad de recurrir a otros mecanismos para resolver el problema, incluyendo un servicio alternativo de disputa por pago y su propio regulador nacional de privacidad.

 

5. No se pone en práctica hasta que lo aprueben los estados miembro de la UE

La presentación oficial de los documentos detallados del tratado se publicó el 29 de febrero, junto con un borrador de la idoneidad de las decisiones tomadas al respecto. Esta idoneidad todavía debe ser aprobada por los 28 estados miembro de la Unión Europea. El acuerdo debe ser revisado anualmente para asegurarse de que todas las partes siguen respetando las promesas en las que está fundado: en teoría, si esas promesas no se cumplen, el tratado se suspenderá.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información