TENDENCIAS | Noticias | 15 JUL 2017

Blueliv, en busca de los chicos malos

Lo que comenzó como un hobby para él se convirtió en el principal foco de su carrera profesional. Se propuso cambiar la forma de aplicar la ciberseguridad en el mundo de los negocios para crear un modelo de defensa inteligente colaborativo. Daniel Solís nos cuenta cómo fundó e hizo crecer Blueliv.
hacker
Claudia Ortíz-Tallo

Hacer que las compañías adopten medidas de protección es una tarea complicada, pero también lo es detectar cuándo comienzan a desgastarse o  incluso a fallar. Con el aumento de los ciberataques en los lugares de trabajo, los expertos en la industria están presionando a los negocios para que sean más cuidadosos y se tomen la seguridad de sus sistemas con más seriedad.

Daniel Solís se dio cuenta hace unos años de que la ciberseguridad tenía que cambiar, que las cosas había que hacerlas de otra forma. “Las medidas de ciberseguridad tradicionales eran necesarias pero no suficientes”, afirma el experto. Pero, ¿cómo se cambia esto? Siempre se parte de una idea fija que luego va cambiando según las circunstancias. Según él, tener ideas es fácil pero lo importante es la ejecución y cómo las vas adaptando al mercado.

Después de viajar a Estados Unidos, en 2009 el profesional creó Blueliv, proveedor de información y servicios de amenazas cibernéticas y análisis de inteligencia para grandes empresas. Aunque él y su equipo comenzaron haciendo hacking ético, poco a poco fueron buscando diferentes prototipos hasta que dieron con su producto estrella, que está basado básicamente en la ciberinteligencia en la red y que fue encontrado a raíz de una conferencia a la que asistieron donde se hablaba de las tendencias de seguridad. Se trata de coger un montón de información de Internet público y privado para luego, con ayuda del big data, transmitir a los clientes qué amenazas tienen o van a tener. Y, así, el producto fue cogiendo nombre en el mercado. “Desde nuestra sede en Barcelona, nos dedicamos a estudiar cómo se comportan los chicos malos”, cuenta Solís. “A nosotros nos diferencia el pensar diferente, el saber que esto lo podíamos cambiar. Tenemos gran capacidad de innovar y de crear”.

Lea el artículo completo haciendo clic aquí 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información