TENDENCIAS | Noticias | 26 NOV 2015

Los ataques M2M, a la nube y a Internet de las cosas predominarán en 2016

Fortinet nos da las claves sobre las estrategias que emplearán los ciberdelincuentes en los próximos meses y que suponen un reto importante, tanto para las organizaciones que despliegan soluciones de seguridad como para los proveedores que las desarrollan.
seguridad_amenazas_malware
R. Alonso

Los expertos de los Laboratorios FortiGuard, en el informe titulado ’New Rules: The Evolving Threat Landcape in 2016’, creen que los ataques a los dispositivos de Internet de las Cosas y las nuevas técnicas de evasión marcarán el panorama de amenazas en 2016, pero no serán las únicas a las que habrá que hacer frente.

Las principales tendencias que identifican, son las siguientes:

Aumento de los ataques M2M y propagación entre dispositivos
Ya se produjeron destacados ataques en 2015 y, según los investigadores de FortiGuard, en 2016 habrá un mayor desarrollo de exploits y malware dirigido a fiables protocolos de comunicación entre estos dispositivos. En sus predicciones aseguran que IoT será clave en el lanzamiento y expansión de ataques en los que los hackers aprovecharán las vulnerabilidades de los dispositivos de consumo conectados para obtener una posición privilegiada dentro de las redes corporativas y el hardware al que están conectados.  
 
Gusanos y virus especialmente diseñados para atacar los dispositivos IoT
En este punto, el informe augura que los gusanos y virus aumentarán el daño que causan al propagarse entre millones o billones de dispositivos desde wearables a equipamiento médico.

Ataques en la nube e infraestructura virtualizada
La creciente confianza en la nube privada y pública hará este tipo de ataques todavía más fructífero para los cibercriminales. Al mismo tiempo, debido a que muchas apps acceden a los sistemas basados en la nube, los dispositivos móviles ejecutan apps comprometidas que pueden, potencialmente, proporcionar un vector para atacar de forma remota clouds públicas y privadas, así como las redes corporativas a las que estén conectadas.
 
Nuevas técnicas que frustran las investigaciones forenses y esconden las evidencias de ataques
FortiGuard sostiene que malware tipo ‘blastware’, que está diseñado para destruir o deshabilitar un sistema cuando se le detecta, habrá ataques del “ghostware”, que ha sido desarrollado para eliminar los indicadores de compromiso que muchos sistemas de seguridad son capaces de detectar. De este modo, puede ser muy difícil para las organizaciones rastrear la pérdida de datos asociada a un ataque.  
 
Malware que evita las tecnologías de sandboxing avanzado
Muchas organizaciones utilizan el sandboxing para la detección de malware oculto o desconocido mediante la observación de los comportamientos de los archivos sospechosos en el momento de su ejecución. Sin embargo, las empresas tendrán que estar atentas a los malware de doble cara. Esto se comportan normalmente cuando se encuentran bajo inspección y posteriormente distribuyen su carga maliciosa una vez que han pasado por el sandbox.

En este sentido, los expertos dicen que “puede ser muy difícil de detectar y, además puede interferir en los mecanismos de inteligencia de amenazas que confían en los sistemas de clasificación del sandbox”.
 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información