ALERTAS | Noticias | 29 AGO 2018

La banca refuerza su seguridad frente a los ataques DDoS

El ataque de denegación de servicio DDoS sufrido el pasado lunes 27 de agosto por el Banco de España provoca que las principales entidades financieras de nuestro país refuercen sus medidas en ciberseguridad.
Sede del Banco de España
Alfonso Casas

El pasado lunes día 27 de agosto, el Banco de España sufrió lo que denominamos un ataque DDoS mediante el cual, varios de los servicios ofrecidos a los ciudadanos a través de la página web, estaban caídos y sin posibilidad de consulta. La web del organismo del Estado que actúa como supervisor del sistema bancario español junto al Banco Central Europeo, no pudo desempeñar su actividad de manera habitual a lo largo de la mañana, como han informado diversos medios de comunicación. Así lo ha confirmado días después el propio Banco de España, afirmando que el departamento TI tuvo problemas para repeler un ataque distribuido de denegación de servicio, conocido como ataque DDoS.

Parece ser que la interrupción en las operaciones no tuvo ningún efecto en las operaciones de la organización, incluyendo las comunicaciones que se llevan a cabo con el Banco Central Europeo y se descarta cualquier tipo de robo de información o filtración de datos. Uno de los portavoces afirma que “fuimos víctimas de un ataque de denegación de servicio que afectó de forma intermitente al acceso a nuestra página web, pero no tuvo ningún efecto en el funcionamiento habitual de la entidad”. Cabe recordar que el organismo no ofrece servicios bancarios a clientes como sí puedan llevar a cabo sedes bancarias o cajas.

 

El mayor ataque DDoS registró 1,35 Tbps

Hablando de ataques de denegación de servicio, cabe destacar el famoso ataque que se produjo el pasado 28 febrero contra GitHub, un ataque que registró 1,35 Tbps por segundo (el más grande visto hasta la fecha según cita la compañía Akamai), y que la multinacional mitigó en tan sólo ocho minutos. “Este tipo de ataques no es nuevo, ya que la vulnerabilidad se conocía desde el año 2017”, añadió Federico de Dios, director técnico de Akamai. “Fue un ataque de reflexión muy mediático debido al gran volumen de amplificación que tuvo”.

La compañía presenta un informe anual sobre “El estado de internet en materia de seguridad, en el que recoge como los ataques DDoS continúan siendo una gran amenaza que preocupa a las empresas. “Vemos que los ataques siguen creciendo año a año, los ataques DDoS están de moda, especialmente los asociados al comercio electrónico”, comenta José Maria Cayuela, senior security specialist en Akamai. “En el último trimestre del año 2017 hemos registrado 46.000 ataques de denegación de servicio y durante todo el año alrededor de 160.000 ataques que fueron abordados por nuestra plataforma”.


Precio de los ataques DDoS

No es caro contratar este tipo de acciones contra un objetivo. El pasado año, la compañía Kaspersky Lab revelaba la existencia de proveedores de idioma ruso que estaban comercializando con servicios de ataques de DDoS bajo pedido por apenas 50 dólares diarios. Incluso algunos llegan a ofrecer la posibilidad de lanzarlos a un precio de tan solo 10 dólares la hora, según la firma de seguridad Armor y las ofertas contrastadas en la conocida como DarkWeb. Los ataques de una semana suelen ofertarse por una tarifa plana de 500 dólares.


Principales objetivos DDoS

El pasado año, el FBI animó a las organizaciones que habían sido atacadas con ataques DDoS con intentos de extorsión, a hacer público su situación para que las agencias encargadas de hacer cumplir la ley pudieran recopilar toda la información al respecto sobre dichos ataques. Según VeriSign, a lo largo del primer trimestre de este año, el sector más afectado habría sido el de servicios financieros, que representaron el 57% de actividad, seguido por empresas de servicios de TI con un 26% y las Telecos con un 17%.

La banca se refuerza ante los cierataques

Así pues, en vistas de la situación, algunas de las principales entidades financieras de nuestro país, como son Santander y BBVA han decidido fichar a destacados responsables del ámbito de la ciberseguridad para blindarse ante los ciberataques. Así lo desvela estos días el medio Expansión, quien menciona como el Santander ha fichado recientemente a Daniel Burriuso como CISO de la entidad, mientras que BBVA ha hecho lo propio con Álvaro Garrido, responsable de una nueva unidad Information Security & Engineering Risk con la misión de coordinar la ciberseguridad y el cumplimiento de GDPR.
 

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios