ALERTAS | Noticias | 11 MAR 2010

La brecha de datos de HSBC en Suiza afectó a muchas más cuentas de lo inicialmente estimado

Alrededor de 15.000 cuentas de la unidad de banca privada de la entidad británica HSBC en Suiza han quedado comprometidos como consecuencia del supuesto robo de la información por parte de un empleado. Parte de los datos han terminado en manos de las autorizadas fiscales francesas.
Marta Cabanillas
La cantidad de cuentas comprometidas es mucho mayor que la dada por el banco en diciembre, cuando HSBC informó por primera vez sobre la brecha y estimó en menos de diez los ficheros de cuentas afectados. Según ha declarado ahora la entidad, en un primer momento, no pensó que los archivos pudieran ser utilizados para acceder a cuentas.

HSBC cree que los datos fueron robados hace unos tres años por un anterior empleado de su departamento TI. El empleado abandonó después Suiza, y han sido las autoridades francesas las que finalmente han terminado con los ficheros entre sus manos. Aunque los archivos han pasado ahora al fiscal federal de Suiza, Francia ha investigado ya a 3.000 personales por posible evasión de impuestos.

En diciembre, HSBC dijo que el supuesto autor del delito había sido acusado por los fiscales suizos después de que la compañía presentara una demanda criminal contra él en 2008. De momento, Suiza continúa sus investigaciones sobre el caso.

Después de conocer el incidente, la unidad de banca privada de HSBC ha invertido más de 100 millones de francos suizos (93,5 millones de dólares) en la mejora de sus sistemas de seguridad, según los portavoces de la entidad.


TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios