ALERTAS | Noticias | 05 OCT 2018

Occidente se posiciona contra la escalada de ciberataques rusos

Holanda ha expulsado a cuatro agentes rusos del país. Mientras, Estados Unidos y Gran Bretaña apuntan y acusan con dureza al Kremlin.
Vladimir Putin, presidente de Rusia
Vladimir Putin, presidente de Rusia
Redacción

 

Una vez más, Rusia vuelve a estar en el foco de la política internacional por una nueva acusación de ciberespionaje global. En esta ocasión, ha sido Holanda quien ha denunciado que los servicios secretos del Kremlin (GRU) han tratado de entrar en el sistema informático de la Organización contra la Proliferación de las Armas Químicas (OPAC) de La Haya. Este movimiento se ha saldado con la expulsión de cuatro agentes rusos del país.

La medida ha tenido eco en otras geografías y, prácticamente al mismo tiempo, Gran Bretaña denunciaba el lanzamiento de más ataques por parte de ese grupo en todo el mundo y Estados Unidos inculpaba a otros siete agentes de lanzar una campaña contra varios organismos deportivos. De este modo, Trump ha decidido poner a disposición de la OTAN todas sus capacidades en materia de ciberdefensa.

Por su parte, desde Moscú creen que todas las acusaciones forman parte de un montaje propagandístico. Además, el viceministro de Exteriores también se defendió por las inculpaciones de haber influido en las últimas elecciones norteamericanas que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca.

El Gobierno holandés logró desmontar la operación el pasado mes de abril, aunque ha tardado seis meses en anunciar las expulsiones. Por otra parte, la primera ministra británica, Theresa May, ha hecho las declaraciones más duras, y ha señalado que el hecho de querer acceder a un sistema internacional que trabaja para liberar al mundo de las armas químicas demuestra que “el GRU desprecia los valores y las reglas que rigen la seguridad de todos”.



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios