ALERTAS | Noticias | 22 OCT 2018

Whatsapp, un nido de 'fake news' durante las elecciones brasileñas

El candidato Fernando Haddad acusa su rival conservador, Jair Bolsonaro, de inundad la aplicación -propiedad de Facebook- de teorías de la conspiración.
noticias falsas
Redacción

 

Facebook no acaba de dar con la tecla para acabar con las noticias falsas. Ni es, en el fin último, su gran objetivo; la red social no quiera actuar de censor y entiende que el tema trasciende a Gobiernos y regulaciones, pero tampoco quiere ser el altavoz de la manipulación de elecciones, como pasó en Estados Unidos en las presidenciales de 2016 y como parece que sucede ahora en Brasil, según anuncia Reuters. Esta vez no ha sido la propia Facebook, sino WhatsApp (de su propiedad), la que se ha convertido en el campo de batalla política en las elecciones más polarizadas de Brasil en las últimas décadas, lo que aumenta más si cabe la controversia pública.

Los comicios han llegado ya a la segunda vuelta, que se disputa entre el ultraconservador Jair Bolsonaro (parte con ventaja) y Fernando Haddad. Precisamente, ha sido este último quien ha prendido la mecha acusando a los empresarios que apoyan a Bolsonaro de inundar la aplicación de mentiras y de teorías de la conspiración. El candidato asegura que esto atenta contra la ley electoral, algo que su rival, por supuesto, niega.

La incriminación es grave ya que WhatsApp tiene más de 120 millones de usuarios en el país sudamericano (cuenta con 210 millones de habitantes) y se ha convertido en uno de los principales métodos de mandar mensajes a amigos y familiares de sus habitantes. De hecho, las votaciones en primera ronda han dejado en evidencia la importancia que tienen las redes sociales en los electores ya que Bolsonaro ha tenido pocos fondos para su campaña pero ha explotado estos medios y le han valido para hacerse con el 46% de los votos.

Asimismo, la empresa especialista en encuestas, Datafloha, ha revelado que dos tercios de los votantes de Brasil utilizan Whatsapp. Los partidarios de Bolsonaro eran más propensos a seguir las noticias políticas en la plataforma (61% en comparación con el 38% de los votantes de Haddad).

 

Un riesgo difícil de subsanar

Los rumores falsos, las fotos manipuladas, los vídeos descontextualizados y las trampas de audio se han convertido en municiones de campaña y se vuelven virales en WhatsApp sin manera de controlar su origen o alcance total, más si tenemos en cuenta que la plataforma utiliza cifrado de extremo a extremo, por lo que la tarea de eliminar estos contenidos se hacen muy complicadas para las autoridades electorales.

Además, Haddad no solo acusa a Bolsonaro de beneficiarse de estas fake news, sino también de animar a los demás partidos a financiar mensajes masivos a través de la aplicación. De hecho, el pasado jueves, el periódico Folha de S.Paulo publicó que los partidarios de Bolsonaro habían pagado a las empresas de marketing digital unos tres millones y medio de dólares para difundir decenas de miles de anuncios. El principal tribunal electoral de Brasil ya ha abierto una investigación para esclarecer el caso.



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios