CIBERCRIMEN | Noticias | 01 OCT 2019

Cómo funciona el 'adware' y cómo protegerse contra él

Tags: Seguridad
El 'adware' es software engañoso que da dinero a sus creadores a través de clics de usuario fraudulentos. Afortunadamente, es uno de los tipos de 'malware' más fáciles de detectar.
Adware
Lucian Constantin

 

El adware es una categoría de aplicaciones de software que muestra anuncios en los ordenadores o cambia los resultados de las búsquedas hechas en los navegadores para que sus creadores ganen dinero con los clics de los usuarios. Esta categoría de programas existe desde hace décadas y ha ido mutando. Algunas aplicaciones de adware son simplemente maliciosas y no exigen el consentimiento del usuario en absoluto, mientras que otras entran en una zona gris en la que se notifica a los usuarios sobre su instalación a través de acuerdos de usuario confusos o de opciones de instalación habilitadas por defecto.

Algunas empresas de seguridad clasifican los programas de adware menos engañosos dentro una categoría más amplia llamada PUP/PUA (programas o aplicaciones potencialmente no deseados). Se trata de programas que pueden incluir otras funciones que podrían afectar a la navegación por Internet o a la experiencia de usuario.

Los programas de adware pueden cambiar la página principal del navegador y el motor de búsqueda predeterminado, inyectar resultados falsos en las páginas de búsqueda y anuncios falsos en sitios web legítimos, o activar ventanas emergentes insistentes en el navegador. El objetivo de sus creadores es ganar comisiones de forma fraudulenta abusando de los esquemas publicitarios de pago por clic o por visión.

Las grandes redes publicitarias legítimas cuentan con mecanismos avanzados de detección de fraudes, por lo que los creadores de adware suelen usar plataformas de entrega de anuncios oscuras que no tienen acuerdos de usuario estrictos y no bloquean los intentos de abuso. Esto significa que muchos de los anuncios que insertan estos programas son de baja calidad: contenido pornográfico, alertas falsas que engañan a los usuarios para que compren o instalen aplicaciones que no son necesarias, pastillas para adelgazar, ofertas de trabajo en casa y otros contenidos cuestionables.

Aunque el número de detecciones disminuyó durante el año pasado, según un informe de la empresa de antivirus Malwarebytes, el adware sigue siendo uno de los tipos de aplicaciones no deseadas más habituales en los ordenadores.

“A la hora de la verdad, el motor financiero de Internet siempre ha sido la publicidad”, explica Adam Kujawa, director de Malwarebytes Labs, el equipo de inteligencia de malware de la empresa de antivirus Malwarebytes. “Los ciberdelincuentes son plenamente conscientes del valor potencial de insertar anuncios, así que yo diría que una gran parte de los ciberdelincuentes se dedica a la distribución de publicidad de tipo adware”.

 

Acceda al reportaje completo aquí

 


TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios