CIBERCRIMEN | Noticias | 05 ENE 2019

'Deepfakes': nacimiento y auge de una nueva forma de manipulación

Los 'deepfakes' introducen las caras de famosos en vídeos pornográficos y ponen palabras en la boca de los políticos, pero podrían ser mucho peores.
seguridad soldado portatil
J. M. Porup

 

Los deepfakes son vídeos o grabaciones de sonido falsos que parecen y suenan reales. Antiguamente, eran un terreno acotado a los estudios de efectos especiales de Hollywood y a agencias de inteligencia que creaban propaganda, como la CIA. Actualmente, cualquiera puede descargar un software deepfake y crear vídeos falsos convincentes en su tiempo libre.

Hasta el momento, los deepfakes se han limitado a aficionados que ponen las caras de famosos sobre los cuerpos de estrellas del porno o que hacen que los políticos digan cosas graciosas. Sin embargo, sería igual de fácil crear un deepfake de una alerta de emergencia sobre un ataque inminente, destruir el matrimonio de alguien con un vídeo sexual falso, o trastocar unas elecciones reñidas publicando material de uno de los candidatos unos días antes de la votación.

Esto pone nerviosa a mucha gente, tanto que Marco Rubio, senador republicano de Florida y candidato presidencial en 2016, afirmó que eran el equivalente moderno a las armas nucleares. "En los viejos tiempos", explicó ante el público en Washington hace un par de semanas, "si querías amenazar a los EE. UU. necesitabas 10 portaaviones, armas nucleares y misiles de largo alcance. Hoy en día, solo necesitas acceso a nuestro sistema de Internet, a nuestro sistema bancario o a nuestra red e infraestructura eléctrica. Cada vez más, lo único que se necesita es ser capaz de crear un vídeo falso realista que, por ejemplo, podría minar nuestras elecciones. Eso podría llevar a nuestro país a una tremenda crisis interna y debilitarnos mucho".

¿Es una hipérbole política sesgada por una ambición frustrada? ¿Es verdad que los deepfakes son una amenaza mayor que las armas nucleares? Escuchando a Rubio parece que nos dirijamos hacia el Armagedón.  No obstante, no todo el mundo está de acuerdo con él.

 

Acceda al reportaje completo haciendo clic aquí

 


TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios