Actualidad
Ciberseguridad
Inteligencia artificial
cibercrimen
Tecnología

El Consell de Mallorca apuesta por la IA para mejorar su ciberseguridad

Mallorca suscribe un acuerdo con Altia durante tres años por alrededor de 193.000 euros para poner en marcha un servicio de ciberdefensa basado en la inteligencia artificial.

ciberseguridad

El Consell de Mallorca ha confiado a Altia la puesta en marcha de un servicio de ciberdefensa basado en IA (Inteligencia Artificial), así como la prestación de servicios de seguridad que tendrá lugar desde el Centro de Operaciones de Seguridad (SOC) de la consultora tecnológica gallega. Aunque en la actualidad el Consejo insular de Mallorca cuenta con un amplio abanico de soluciones de seguridad, ha apostado por nuevos mecanismos de autodefensa de próxima generación que le permitan articular una adecuada estrategia de prevención, análisis e investigación ante posibles amenazas. El acuerdo refrendado por un periodo de tiempo de tres años asciende a 192.758 euros.

Así, en virtud del mismo, Altia ofrece al Consell de Mallorca la implementación de la IA de Autoaprendizaje de Darktrace. Una solución capaz de detectar y responder a las amenazas, sin interferir en la operativa normal del negocio. Esta metodología, además, informa, contextualiza y realiza investigaciones de incidentes en tiempo real para tomar las medidas adecuadas para prevenir cualquier tipo de amenaza o vulnerabilidad.

 

Máxima seguridad 24/7

La fórmula de Darktrace detecta ataques nuevos y previamente desconocidos, hacks personalizados, amenazas internas, nuevos ransomwares, espionaje, filtración de datos o botnets, entre otros muchos. Esto es posible gracias a su capacidad de aprender la operativa "normal" de cualquier negocio para detectar anomalías sutiles, indicativo de una posible ciberamenaza. Su capacidad de respuesta autónoma toma acciones proporcionadas y dirigidas para detener estas amenazas, y su módulo Cyber AI Analyst automatiza las investigaciones y reduce significativamente el tiempo y los recursos necesarios para tomar las decisiones correctas.

En cuanto a la prestación de servicios de operaciones de seguridad, incluye la monitorización 24x7x365 y la prestación de servicios de investigación avanzada desde el Centro de Operaciones de Seguridad de Altia. El SOC cuenta con un equipo de seguridad altamente cualificado, integrado por ciberanalistas e ingenieros expertos que ayudan a los clientes a proteger sus negocios frente a amenazas, para lo que llevan a cabo una investigación especializada de las mismas, notificando y proporcionado toda la información resultante del proceso de investigación.

 

Aprendizaje continuo

La solución pasa por detectar todo tipo de amenazas dondequiera que ocurran en la empresa, incluidos nuevos ataques y amenazas internas, y las detiene antes de que causen daños. La inteligencia artificial aprende y comprende un sentido de la forma de ser de cada usuario y dispositivo, y es capaz de detectar las discretas señales de un ataque en cuestión de segundos después de que éste se haya producido. Así, el valor diferencial de la tecnología de Darktrace consiste en aprender en el trabajo desarrollando una gran comprensión del ADN del negocio en cuestión.

Esto conlleva identificar las amenazas que pasan por alto las soluciones tradicionales, evolucionar a medida que lo hace su organización y nunca se quedarse atrás, lo que la convierte en una solución idónea para los requerimientos del Consell de Mallorca. En este caso específico Darktrace consigue adaptarse de forma evolutiva y personalizada, mejorando la prevención, los tiempos de respuesta y de análisis, para afrontar los retos de ciberseguridad a los que se enfrenta la administración pública.



TE PUEDE INTERESAR...

LEGISLACIÓN

Luz verde a NIS2

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos:

 

Partnerzones