Banca
cibercrimen
BBVA

BBVA intensifica la lucha contra el crimen financiero con un equipo especializado

Unas 800 personas lideradas por Natalia Ortega conforman Financial Crime Prevention, la unidad que ha creado el banco para mejorar la prevención del crimen financiero. De momento, la iniciativa, que acaba de ponerse en marcha, cuenta con dos ‘hubs’ en España y México, aunque se extenderá al resto de países donde BBVA tiene presencia.

Natalia Ortega, responsable de la unidad global de Financial Crime Prevention de BBVA
Natalia Ortega, responsable de la unidad global de Financial Crime Prevention de BBVA.

Impulsar la protección de sus clientes, de la propia entidad y de la sociedad son los objetivos últimos del Grupo BBVA con la creación de una unidad centrada exclusivamente en la prevención del crimen financiero. Financial Crime Prevention, que es como se denomina el grupo, está liderado por la experta Natalia Ortega y cuenta, en su arranque, con unas 800 personas dedicadas y dos hubs situados en España y México (aunque el objetivo de la multinacional financiera es replicar estos centros en el resto de países donde opera el grupo).

“Queremos construir un modelo de solución integral a los problemas originados por los delitos financieros para nuestros clientes, que nos permita centrar nuestros esfuerzos en su protección, a la vez que evitamos el uso de las entidades financieras para fines ilícitos”, indica la responsable de la nueva unidad global de Financial Crime Prevention, en un comunicado de la compañía.

En el escrito explica que los delitos financieros van desde el robo más básico o el fraude cometido contra un cliente unitario hasta operaciones de gran escala dirigidas por la delincuencia organizada, que pueden llegar a tener un carácter transnacional. “Esto pone de manifiesto la necesidad de integrar funciones que van más allá de las que tradicionalmente se han definido como prevención del fraude, extendiendo nuestras capacidades a la detección de cualquier movimiento ilícito en la entidad”.

 

Tecnología y datos, claves para dar una respuesta “diferencial”

“BBVA ha apostado por la configuración de una responsabilidad única y vertical, que nos permita generar un modelo operativo basado en la tecnología y la analítica de datos, verdaderamente preventiva y centrada en la protección de nuestros clientes”, apunta la responsable de la nueva unidad.

De hecho, explican desde el banco, la tecnología y los datos juegan un papel clave en la mejora de la prevención del crimen financiero. “Para BBVA profundizar en el conocimiento 360º del comportamiento transaccional de nuestros clientes nos permitirá tener una respuesta diferencial frente a estas situaciones ilícitas, y, para ello, los datos son la clave”, añade Ortega.

Las cifras de pérdidas por fraude realizado del sector a nivel mundial alcanzan los 40.000 millones de dólares, según recuerdan desde la entidad. No obstante, la lucha del banco contra esta realidad no es nueva. “En 2022 conseguimos frustrar el 75% de los intentos de fraude contra nuestros clientes, gracias a los modelos avanzados y el uso de nuevas herramientas de prevención. Pusimos diversos mecanismos de defensa en marcha, desde la formación y concienciación de empleados y clientes sobre el riesgo del factor humano hasta la inversión en nueva tecnología que nos permita la detección en tiempo real de comportamientos inusuales en las cuentas de los clientes”, recuerda Ortega.

 


TE PUEDE INTERESAR...

Webinar

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Registro:

Eventos:

 

Partnerzones