EMPRESAS | Noticias | 28 NOV 2018

Uber sigue pagando las consecuencias de la brecha de datos de 2016

El regulador británico le ha impuesto una multa de 385.000 libras por un caso que para ellos "no se trata de un simple fallo de seguridad, sino también de un completo desprecio por los clientes y conductores cuya información fue robada".
uber
Redacción

 

La brecha de datos que sufrió Uber en octubre de 2016 sigue dejando consecuencias en las arcas de la compañía. El regulador británico acaba de imponerle una multa de 385.000 libras porque se estima que en Londres la fuga salpicó a cerca de tres millones de personas. En todo el globo, fueron más de 600.000 los conductores afectados y de 57 millones de usuarios. El propio CEO de la compañía, Dara Khorowshahi, salió a la palestra en su momento para admitir que se perdió información relativa a correos electrónicos y números de teléfono. Para conseguir el botín, los atacantes obtuvieron las credenciales de un repositorio privado de Uber GitHub, el cual utilizaban para acceder a los datos almacenados en la nube del servicio de Amazon Web Services.

A la hora de justificar la multa, la Oficina del Comisionado de Información de Reino Unido ha declarado que los clientes no fueron informados hasta pasado un año del incidente y que la compañía llegó a pagar 100.000 dólares a los hackers para destruir los datos. “No se trata de un simple fallo de seguridad, sino también de un completo desprecio por los clientes y conductores cuya información fue robada”, señala la agencia en un comunicado. “En ese momento, no se tomaron medidas para informar a las personas afectadas sobre el cumplimiento, o para ofrecer apoyo o ayuda”.

La multa llega en un momento delicado para la compañía en Londres, ya que los conductores están peleando por mejorar su situación laboral. Por el momento, Uber tiene en la ciudad una licencia de prueba de 15 meses.



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios