Seguridad
Ciberseguridad
ENTREVISTAS

"Estamos en ciberguerra y es un 'todos contra todos"

Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra, analista y experto en ciberseguridad, analiza el nuevo escenario de la geopolítica internacional que se juega en el ciberespacio.

entrevista pedro baños
Play

Mario Moreno/ Imagen: Juan Márquez

No hay duda de que la Cuarta Revolución Industrial, de la que Internet y las nuevas tecnologías son las protagonistas, nos llevará a un escenario nunca antes visto plagado de ventajas tanto sociales como laborales y domésticas. Pero, a la vez que se gesta y se implanta, también pone de manifiesto riesgos y debilidades que enfrentan a los poderes legislativos y a las administraciones de todo el mundo a superar un reto inimaginable; ¿cómo funciona la nueva forma de hacer geopolítica que ha hecho del ciberespacio su nuevo tablero de juego? ¿Cómo se regula la fina línea que hay entre la libertad de expresión y la seguridad en las redes sociales? ¿Cómo están cambiando nuestras vidas tecnologías como la inteligencia artificial? Complejidad es la palabra que define el futuro asociado a lo digital. Pero, ante la posibilidad de que esta revolución esté mal gestionada o fracase, el primer paso que debemos dar, afirma Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra, analista y experto en ciberseguridad, pasa por la prudencia, la seriedad y la sensatez. “Toda la información que dejamos hoy en Internet puede ser utilizada mañana en nuestra contra”, advierte.

¿Cómo se configura el tablero geopolítico actual del ciberespacio teniendo en cuenta acciones recientes como el intento de robo de información de vacunas contra la COVID-19 o las injerencias en las elecciones de Estados Unidos que cuentan con el respaldo de estados terceros?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el ciberespacio, inventado en su momento por Estados Unidos y al que se han ido uniendo distintos países con medios muy importantes, es un verdadero campo de batalla; un escenario de confrontación en el que luchan las grandes potencias, que se encuentran en guerra permanente. Utilizan medios muy diversos, entre ellos la desinformación. Y de una manera más sofisticada entramos en una gran variedad de ataques, desde la ruptura de sistemas hasta la denegación de servicios o el cifrado de capacidades. Cuanto más desarrollado está un país y más inmerso en el ciberespacio, también se convierte en vulnerable. De ahí, la necesidad imperiosa de que nos tomemos totalmente en serio la ciberseguridad en todos sus órdenes; en el plano gubernamental y empresarial. 

 

¿Dicha tensión geopolítica ha tocado cima con la llegada de la crisis de la COVID-19 y con la carrera por aterrizar la vacuna?

La pandemia ha supuesto la agudización y agilización de procesos que ya estábamos viviendo anteriormente. Entre otras cosas, este gran enfrentamiento geopolítico entre Estados Unidos y China. Pero también hay otros actores que participan en esta tensión. En este esquema de desinformación solo nos llega que hay países malos que atacan, pero si miramos el estado actual de los ciberataques a tiempo real vemos un ‘todos contra todos’. Aquí no hay ni buenos ni malos; todo el mundo intenta hacer su guerra. Sí es cierto que ahora mismo uno de los sectores más atacados es el sanitario. Sus datos son muy valiosos y mueven cantidades ingentes de dinero. 

 

En este ‘todos contra todos’, ¿qué papel juega España?

Si miramos la situación de los ciberataques respecto a España, en los últimos días el índice de Kaspersky dice que somos el décimo país más ciberatacado del mundo. Ha habido días que nos encontramos en el cuarto o quinto puesto. Esto nos debería concienciar a todos los españoles, más allá de la Administración Pública, de la necesidad de ciberseguridad. Igual que la tenemos en el mundo físico, deberíamos ser conscientes de que tenemos que tener protección en la esfera virtual. Somos una de las geografías con mayor número de móviles inteligentes por habitante del mundo y con mayor número de hogares con conexión a Internet. Y, en cambio, somos de los países, a nivel de ciudadanía, que menos nos preocupamos por esta seguridad. Se estima que no más del 8% de la población es consciente de las medidas a tomar, incluso algunas tan elementales como tener contraseñas fuertes que se cambien de forma rutinaria. 

 

Lea la entrevista completa en este enlace



TE PUEDE INTERESAR...

Revista Digital

Contenido Destacado

Próximo Webinar

Partnerzones IDG

Cybersecurity Evolved

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: