Ciberseguridad
ENTREVISTAS

"Ya avisamos antes de la pandemia de la desaparición del perímetro y de la necesidad de cambiar de herramientas"

Juan Per Muñoz, channel sales manager de Okta, explica la propuesta en torno a la gestión de accesos e identidades de la compañía.

Juan Per, Okta
Play

Mario Moreno/ Vídeo: Juan Márquez

Nacida en San Francisco (Estados Unidos) en 2009, Okta llega a España hace escasos tres años con el objetivo de revolucionar el mercado de la gestión de accesos e identidades. Un nicho de negocio que para Juan Per Muñoz, channel sales manager en Iberia de la compañía, se ha tratado tradicionalmente de una manera muy manual y compleja. “Somos capaces de otorgar simplicidad mediante la automatización”, asegura.

Okta entra en España en 2019 con la gestión de accesos e identidades por bandera, asumiendo que el antiguo perímetro de ciberseguridad, centrado en las redes corporativas ubicadas en las oficinas, había desaparecido. ¿La llegada de la pandemia de la COVID-19, con la generalización del teletrabajo, os ha dado la razón?

Somos líderes en gestión de accesos e identidad. Aterrizamos en España hace relativamente poco. Somos jóvenes pero sobradamente preparados. Nuestra filosofía ha sido desde entonces la Zero Trust. Antes de la pandemia ya avisábamos de que el perímetro tradicional estaba desapareciendo y que nada conseguían las empresas con herramientas tradicionales. No había flexibilidad porque sus usuarios se conectaban desde cualquier dispositivo; ya hablábamos del fenómeno BYOD (Bring Your Own Device). Pero, además, ha aumentado la deslocalización del empleado. Durante el primer año como responsable del Sur de Europa de la compañía me ponía como ejemplo. Yo viajaba el 75% de mi tiempo. Pero, el gran cambio ha sido esta crisis sanitaria, que ha revolucionado la forma de trabajar. La ‘nueva normalidad’ es que todas las personas operen en sus hogares. Esto supone un desafío bonito para las empresas porque, por una parte, no ha restado productividad, sino todo lo contrario. La pandemia las ha quitado algunos proyectos pero, de manera exponencial, ha acelerado otros que ni siquiera estaban en su órbita, como la securización de la identidad de los empleados o la instalación de herramientas de VDI. Estos productos han sido el best seller de Okta.

La identidad es el nuevo perímetro, pero no es fácil elaborar una estrategia en torno a su securización. Desde Okta se distinguen dos tipos de protección: la de la fuerza laboral y proveedores o terceros; y la de usuarios o clientes. 

Una de las grandes fortalezas de Okta es que tenemos una propuesta end-to-end. Tradicionalmente, la gestión de identidad ha estado enmarcada en un escenario muy de nicho, quizá porque solo incluía a los empleados de las compañías. A día de hoy, tenemos que hablar de trabajadores pero también de colaboradores, agentes, como en el sector de los seguros, franquiciados… Éstos tienen que estar securizados al mismo nivel y esto no se había hecho hasta ahora. Además, luego está la parte del consumidor; todos nosotros usamos múltiples aplicaciones de consumo. Los riesgos de no securizar este ecosistema son mucho mayores, incluso, que no proteger a los empleados, porque pueden generar un daño reputacional muy importante. 

Lea la entrevista completa en la revista digital 'CSO'

 


TE PUEDE INTERESAR...

Revista Digital

Próximos Webinars

Partnerzones IDG

Cybersecurity Evolved

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: