Ciberseguridad

Australia plantea cambios en su ley de privacidad tras el ataque a Optus

Las nuevas propuestas pasan por facilitar el intercambio de datos específico entre las telco y los bancos en caso de brechas de usuarios.

Australia

El ciberataque a la segunda telco más importante de Australia, Optus, propiedad de Singapore Telecommunications, que se ha saldado con la filtración de 1,2 millones de datos sensibles de clientes, y ha salpicado hasta al 40% de su población, ha elevado las críticas del Gobierno del país hasta el punto de plantear cambios en su regulación de privacidad.

Las nuevas propuestas pasan por facilitar el intercambio de datos específico entre las telco y los bancos, compartiendo documentos de identificación emitidos por las autoridades públicas y con soluciones de monitorización para los clientes afectados por sucesivas brechas de datos.

“Estos cambios han sido diseñados muy cuidadosamente con sólidas salvaguardas de privacidad y seguridad para garantizar que solo información limitada pueda estar disponible temporalmente para prevenir y responder a incidentes de seguridad, estafas, fraude y otro tipo de actividades relacionadas”, dijo el cargo público Jim Chalmers, durante una rueda de prensa.

Los cambios también permitirán una mayor detección de fraudes en el sector financiero a través de mecanismos industriales para informar de transacciones fraudulentas. La información recibida debe ser destruida por los bancos cuando ya no sea necesaria y solo puede usarse con el único propósito de prevenir o responder a ciberincidentes.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinars

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper