Legislación
Estados Unidos

La Justicia estadounidense ratifica una ley que prohíbe a las 'big tech' regular los discursos de odio

Esta ley de Texas prohíbe a las redes sociales con al menos 50 millones de usuarios activos mensuales censurar discursos online basados en su “punto de vista”.

redes sociales censura
Foto de Volodymyr Hryshchenko (Unsplash).

Como una derrota para las grandes tecnológicas fue visto el fallo de una corte de apelaciones de Estados Unidos que ratificó una ley de Texas en el que se prohíbe a las plataformas de redes sociales con al menos 50 millones de usuarios activos mensuales regular o censurar los discursos online que se basen en un “punto de vista”. La ley permite a los usuarios o al fiscal general de Texas demandar para hacer cumplir la ley.

NetChoice y la Asociación de la Industria de la Computación y las Comunicaciones (con miembros como Facebook, Twitter y YouTube), estuvieron en el bando perdedor de la batalla legal, quienes intentaron mantener su derecho a regular el contenido que consideran que puede incitar a la violencia. Un ejemplo de ello fue la decisión de suspender la cuenta de Twitter del ex presidente Donald Trump tras el asalto al Capitolio en enero de 2021, apuntando al “riesgo de una mayor incitación a la violencia". 

En ese sentido, las grandes tecnológicas acusan que la sentencia puede llevar a que los discursos de odio de grupos extremistas (como supremacistas o terroristas) tengan cabida en estas plataformas. En un comunicado, la asociación sostuvo que "tanto 'Dios bendiga a América' como 'Muerte a América' son puntos de vista, y es imprudente e inconstitucional que el estado de Texas obligue a una empresa privada a tratarlos de la misma manera".

Por su parte, republicanos y grupos de derecha buscaban evitar que las redes sociales censuren sus opiniones. En el fallo, el juez Andrew Oldham, quien fue designado por Trump durante su administración, señaló que “hoy rechazamos la idea de que las corporaciones tienen el derecho de la Primera Enmienda a censurar lo que la gente dice". En tanto, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, celebró el fallo como "una gran victoria para la Constitución y la libertad de expresión".

A pesar de la sentencia desfavorable, las tecnológicas aún no pierden la esperanza. El reciente fallo entra en conflicto con una sentencia anterior, en la que se determinó que una ley de Florida similar a la de Texas viola los derechos de libertad de expresión de las empresas, por lo que no puede aplicarse. Por esto, la asociación cree que tiene argumentos para que el Tribunal Supremo revise el asunto.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinar Ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos:

 

Partnerzones