PROTECCIÓN DE DATOS | Noticias | 30 AGO 2018

GDPR no ha contribuido al incremento de 'spam', como algunos vaticinaban

Los 90 días transcurridos desde que se produjera la entrada en vigor de la nueva normativa Europea GDPR, no han tenido un impacto negativo en la aparición de más 'spam' asociado al anonimato de los dominios que son dados de alta.
spam
Alfonso Casas

A pesar de los temores que vaticinaban algunos expertos en ciberseguridad sobre que la entrada en vigor de GDPR el pasado 25 de mayo podría obstaculizar la capacidad de los investigadores para identificar y cerrar spammers, no parece que las campañas de correo electrónico falso se hayan incrementado tras la entrada en vigor de la nueva normativa europea.

Un informe realizado por los investigadores de Recorded Future han detectado que los niveles medio de spam no han aumentado una vez que han transcurrido los primeros tres meses desde que entrase en vigor. Del mismo modo, sabemos mediante Cisco Talos que el número de registros de dominio también disminuyó ligeramente en el período comprendido entre el 25 de mayo y el 2 de julio.

Algunos expertos alertaron del hecho de que la entrada en vigor de GDPR podría chocar con servicios como WHOIS, el protocolo de identidad en la red, supervisado por ICANN, el cual permite buscar información de registros de nombres de dominio, incluyendo el nombre del propietario y su información de contacto. Los investigadores han utilizado en el pasado esta información para recoger detalles sobre sitios web sospechosos. Con GDPR en vigor, esta práctica no puede llevarse a cabo, con lo que podría haber propiciado un repunte en las prácticas de spam, debido al anonimato del malhechor. Los resultados del informe muestran cómo no ha habría influido la nueva situación.

En este sentido, Recoded Future menciona un informe de Cisco en el que se habla de que el porcentaje de correo electrónico con spam a fecha 1 de mayo de 2018 era del 85,28% frente al 85,14% que supuso el año anterior hasta el 1 de agosto, una diferencia insignificante para lo que no habría influido GDPR.

En definitiva, los spammers no están aprovechando el anonimato que les ofrece la actual normativa de GDPR a la hora de registrar nuevos dominios como parte de nuevas campañas de spam, al menos hasta el momento. Evidentemente, la situación puede torcerse en cualquier momento y que los denominados spammers, estén esperando su momento, registrando una cantidad de dominios de forma anónima y reservándolos para lanzar campañas de spam en el futuro. A primera vista, los datos no respaldan esa hipótesis.

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios