Ciberseguridad
Edge computing

‘Edge computing’, cuatro aspectos que cambian el modelo de amenazas

‘Edge computing’ supone muchas ventajas para las organizaciones, pero también proporciona infinidad de nuevas oportunidades para que los atacantes, ya que pueden acceder a los dispositivos -y a su red- de forma remota y física. Estos son los riesgos que debe considerar.

edge computing

Muchas organizaciones han comenzado a trasladar las capacidades de procesamiento a lugares periféricos o más cercanos al lugar donde se generan los datos. Esta tendencia podría abrirlas a nuevos riesgos cibernéticos que deberán tener en cuenta.

Las mayores preocupaciones incluyen una mayor superficie de ataque y una mayor exposición a amenazas como las campañas de denegación de servicio distribuido (DDoS), el robo y la fuga de datos, las vulnerabilidades de terceros y las intrusiones en la red de la empresa.

Múltiples factores impulsan el fenómeno edge computing. Los más importantes, según los analistas, son la latencia de la red, los costes de ancho de banda y el rendimiento. El número cada vez mayor de dispositivos que las organizaciones conectan a Internet está impulsando la necesidad de realizar transferencias de datos casi instantáneas hacia y desde esos dispositivos. Las aplicaciones y servicios modernos -desde vehículos autónomos, dispositivos sanitarios y entornos de tecnología operativa (OT)- no pueden permitirse las latencias necesarias para enviar y recibir datos entre los dispositivos finales y un centro de datos en algún lugar de la nube.

"Si tuvieras un millar de drones que te informaran al mismo tiempo, ¿cómo te enfrentarías a eso desde el punto de vista del rendimiento?", dice John Pescatore, director de tendencias de seguridad emergentes del SANS Institute. La tecnología de vanguardia es un enfoque que permite a las organizaciones procesar, analizar, filtrar y almacenar datos cerca de la fuente para que puedan actuar sobre los datos más rápidamente, dice.

Los sistemas edge actúan como intermediarios entre los dispositivos finales y los sistemas back-end y reducen la necesidad de que las organizaciones envíen todos los datos que capturan en la periferia de la red a un sistema central. La firma de analistas Gartner ha vaticinado que para finales de 2023 más de la mitad de todas las grandes empresas usarán la tecnología edge computing para seis o más casos de uso.

La tecnología emergente de la red 5G y una nueva generación de hardware de servidor relativamente barato están posibilitando la tendencia. "Edge computing impulsará la adopción de 5G, y la disponibilidad de 5G impulsará edge computing", predice Jeff Pollard, analista de la Forrester. "La computación distribuida y escalada con conectividad rápida distribuida con baja latencia es increíblemente convincente", asegura.

Lea el reportaje completo en este enlace

 


TE PUEDE INTERESAR...

Revista Digital

Próximos Webinars

Partnerzones IDG

Cybersecurity Evolved

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: