TENDENCIAS | Noticias | 09 ENE 2019

Estos son los principales retos para la ciberseguridad en 2019

El Brexit, las brechas de las compañías o la continua adaptación a GDPR serán los desafíos por los que habrá que redoblar la seguridad durante este año.
tendencias tecnologicas 2014 Arsys
Redacción

 

El volumen de cibercrímenes de este año que acaba de nacer seguirá aumentando exponencialmente. Tanto para empresas como para administraciones públicas y ciudadanos. La sofisticación y democratización de las herramientas de ataque así como la mejora de los métodos de detección harán que los organismos oficiales contabilicen un número de incidentes ostensiblemente mayor que en 2018. Además, aseguran desde Veracode, este ejercicio dejará, a bote pronto, ciertos desafíos para los que habrá que redoblar la seguridad.

En la arena política, el Brexit marcará la agenda del Viejo Continente. Según la firma, la salida del Reino Unido de la Unión Europea hará más complicada la comunicación entre empresas al uno y otro lado del Canal de la Mancha. “Además, existe una gran incertidumbre respecto a la manera en que la información será almacenada y compartida entre las islas y los Estados miembro, así que teniendo en cuenta que se prevén nuevas amenazas, las organizaciones necesitarán blindar su software ante el posible impacto de nuevos ataques”.

Por otra parte, y a pesar de que fue aprobado hace más de medio año, el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, de sus siglas inglesas) seguirá dando que hablar. Las consecuencias que pueden derivarse de una filtración masiva de datos pueden ser devastadoras para algunas (la ley contempla multas de hasta el 4% de la facturación anual). La mayoría de las organizaciones aún están en fase de adaptación y deberán invertir en seguridad si quieren seguir siendo digital y económicamente rentables.

Por último, y a pesar de haber mejorado sobremanera sus arquitecturas de seguridad, las compañías siguen cometiendo errores, muchos de ellos infantiles. Por ejemplo, destacan en Veracode, muchas aún tienen que lidiar con los fallos que se deducen del diseño de aplicaciones web. A medida que los negocios se hacen más dependientes de éstas, no solucionar estos defectos aumenta el impacto que puede tener un posible ataque sobre una aplicación. Según datos de la propia empresa, el 70% de las brechas de seguridad siguen sin resolverse un mes después de ser detectadas. “En 2019, las brechas de seguridad tienen que solucionarse de manera mucho más rápida gracias, en gran parte, a la tecnología DevSecOps que permite una monitorización más regular y eficiente de posibles amenazas”.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios