Ciberseguridad
Apple
Codificación

Hay 63 casos más de agencias federales que demandan ayuda de Apple y Google para desbloquear smartphones

Se evidencia la política del gobierno de exigir la colaboración de empresas TI, en contra de las declaraciones previas que aseguraban que el caso del iPhone de Farook era una situación extraordinaria.

fbi-aPPLE

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) ha informado de 63 casos diferentes de agencias federales que han pedido la orden judicial para que Apple o Google desbloqueen móviles con datos relevantes, en general relacionada con crímenes de narcotráfico.

El grupo ha descubierto los casos gracias a peticiones de libertad de información en el Centro Standford para el Internet y la Sociedad. El mapa interactivo que ha publicado permite ver dónde han sucedido los diferentes casos, aunque aún es susceptible de ser ampliado según comenta Eliza Sweren-Becker, abogada de la ACLU.

Los 63 casos confirmados integran una petición de una agencia gubernamental basada en el llamado Acta de Todos los Recursos (“All Writs Act”), que obligaría a Apple o Google a ayudar a acceder a la información almacenada en ciertos dispositivos móviles; algunos de estos casos se remontan al 2008, y en su mayoría están relacionados con delitos de droga. Sin embargo no son los únicos, hay al menos 13 casos más pero se desconocen los detalles. Según comenta Sweren-Becker, los múltiples casos demuestran un esfuerzo constante por parte del gobierno de demostrar sus capacidad de implementar las leyes frente a las empresas que no cooperan.

Esta noticia llega en un momento clave, justo después de que el pasado lunes el FBI declarase que ha conseguido desbloquear el iPhone del terrorista Farook, responsable de la matanza de San Bernardino. Para conseguirlo no ha necesitado finalmente la ayuda de Apple, por lo que el caso ha sido ha sido abandonado, así como la orden que pesaba sobre la compañía de colaborar con la agencia federal. Lejos de acabar con la polémica, la problemática continúa con estos casos.

“La ACLU resalta que la estrategia del FBI es convencer a los ciudadanos de que solo se pide la colaboración de las empresas tecnológicas en casos extraordinarios, pero no es verdad; como evidencian estos otros casos se trata de una práctica muy común”, explica la portavoz y abogada de la ACLU.

Al preguntar al FBI en referencia a las declaraciones de la ACLU, el portavoz de la agencia ha sido remontarse a comentarios que realizó hace 18 meses sobre como la información encriptada es usada a menudo por criminales y terroristas para ocultar sus comunicaciones, unas declaraciones que entran en conflicto con otro comentario oficial del director de la agencia, James Comey, del pasado febrero: “No queremos descifrar el código de nadie o crear una llave maestra para descifrarlo”. Además, en otra declaración la agencia agregó que “el FBI apoya firmemente la encriptación de datos”.

El miércoles, CBS News informó de una fuente anónima oficial del FBI que aseguraba que la agencia posee los derechos sobre la tecnología utilizada por la tercera parte que desbloqueó el iPhone de Farook.



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Patrocinado

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper