TENDENCIAS | Noticias | 02 SEP 2019

La privacidad, en entredicho en las aplicaciones de intercambio facial

Tras la polémica con FaceApp, miles de usuarios de una aplicación china sugieren que la compañía utiliza los datos de los usuarios de manera injusta.
iPhone 8 reconocimiento facial
Redacción

 

Desde la llegada de FaceApp a los smartphones de todo el mundo, las aplicaciones de intercambio de rostros, envejecimiento o rejuvenecimiento están viviendo su particular época dorada. Al calor de ésta, muchas compañías han decidido lanzar su propia interfaz sabiendo que el número de descargas puede ser masivo y que el éxito, al menos durante el tiempo que dure la fiebre, está garantizado. Pero, dichas aplicaciones no solo han cosechado titulares por sus funcionalidades, sino que se reparten la gloria y la polémica a partes iguales. De hecho, FaceApp, oriunda de Rusia, estaría siendo investigada en Estados Unidos. Las autoridades del país, más allá del conflicto constante que mantienen con Moscú en materia de tecnología, denuncian que la compañía no especifica cómo almacena y qué hace con los datos y fotografías de los usuarios. Incluso, se ha llegado a especular que la herramienta utiliza la información recopilada para entrenar algoritmos de reconocimiento facial o que la usa con fines comerciales, algo que la firma ha negado.

Pero el capítulo de popularidad y polémicas no se cierra en FaceApp; en las últimas horas ha sido la china Zao la que se ha puesto en el foco de los legisladores. Esta aplicación, que ha arrasado durante el fin de semana en los marketplace de los teléfonos, basa sus servicios en el intercambio de caras. Así, los usuarios, por ejemplo, pueden superponer su rostro en el  de famosos y trasladarse a Hollywood y a otros territorios de lujo reservados para las superestrellas. También Yanji, de características similares, se ha situado en el número cinco de descargas en iOS en el país asiático.

La propia funcionalidad de Zao de permitir superponer caras para crear fotografías, vídeos o o gifs, choca ya de por sí con la privacidad debido a la utilización que se pueda hacer de la aplicación. De hecho, en este fin de semana la compañía ya ha acumulado hasta 4.000 reseñas y preguntas de usuarios sobre privacidad y tratamiento de datos. Algo que ya ha hecho cambiar las condiciones y términos de usuario de la herramienta. En un principio, la compañía que creó la aplicación, Momo Inc., declaró que contaba con derechos “gratuitos, irrevocables, permanentes, transferibles y con licencia”, según recoge Bloomberg. Ahora, en una actualización, asegura que no utilizará imágenes sin que los usuarios lo acepten. Además, si éstos eliminan contenido, la aplicación también lo borrará de sus servidores. “Entendemos la preocupación por la privacidad”, señalan. “Estamos recibiendo comentarios y solucionando problemas, aunque nos llevará tiempo”.



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios