Ciberseguridad

Las soluciones SASE se imponen en el nuevo ecosistema laboral

Los servicios de control de acceso y monitorización basados en la nube están ganando cuota de mercado a medida en que la fuerza laboral gana enteros en entornos remotos, pero las grandes cuentas tardan más en adoptar este tipo de soluciones.

ciberseguridad

 

El cambio de paradigma hacia el teletrabajo, sostenido por las soluciones en la nube, ha supuesto un desafío para evolucionar las arquitecturas de red tradicionales y los modelos de seguridad. Las grandes empresas, aupadas por sus recursos y presupuestos, han tenido más fácil esta adaptación, pero las pymes aún se encuentran luchando por mantenerse al día con las tecnologías de control de accesos, monitorización y detección de amenazas necesarias para defender sus entornos locales y los activos remotos.

Como respuesta a este escenario, los proveedores de ciberseguridad, redes y nube, han lanzado nuevas soluciones definidas por software y entregadas en cloud que combinan la red como servicio con la seguridad. Este nuevo concepto, que la consultora Gartner ha denominado como Secure Access Service Edge (SASE), pasa por permitir que las empresas proporcionen un acceso seguro y fácil a cualquiera de sus aplicaciones para cualquier usuario y desde cualquier dispositivo y localización.

Según un reciente informe de la propia consultora, el interés en este nuevo modelo de seguridad de red, basado además en la filosofía zero trust, se disparó durante el año pasado. Y, para 2025, más del 60% de las compañías contará con estrategias y planes para la adopción de SASE que abarque el acceso de usuario, sucursal y soluciones edge.

 

Impulsores y desafíos de la adopción de SASE

Un factor importante para la adopción de servicios SASE es la reducción de la complejidad de la administración y el ahorro de costes, ya que los quipos de TI no tienen que administrar diferentes piezas de hardware de diferentes proveedores para obtener capacidades distintas de seguridad, lo que ahora se conoce como gestión unificada de amenazas (UTM, de sus siglas inglesas). Otra gran impulsor de estos servicios es que con la llegada de las redes definidas por software (SD-WAN), las ofertas de SASE resuelven el problema en el que empleados y socios remotos necesitan que su tráfico se enrute a través de la red existente de un empresa o VPN.

Por otra parte, la principal desventaja reside en que elegir todas las soluciones de seguridad del mismo proveedor no garantiza obtener la mejor defensa porque ninguno de estos vendedores es la mejor opción para todos los tipos de funciones que una organización puede necesitar. Otro desafío importante es, por el momento, la madurez del mercado SASE, ya que los proveedores tienen diferentes orígenes o especializaciones.

 

Las grandes empresas tardan en adoptar SASE

Según el analista de Gartner Neil Macdonald, la adopción de SASE será más acelerada en la mediana empresa debido a que no tienen silos. “Es posible que ni siquiera tengan un equipo de seguridad dedicado, lo que tiende a favorecer la implementación de soluciones más simples y fáciles de consumir en modo servicio. Y, aunque las empresas más grandes también se están moviendo en esta dirección, tardarán más tiempo”.



Revista Digital

Revista Digital CSO junio 2021

Próximo Webinar

Cybersecurity Evolved

Partnerzones IDG
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: