GDPR
Protección de datos
DPO

Más de 100.000 organizaciones ya cuentan con un DPO en sus filas

Así se desprende de la información ofrecida por la Agencia Española de Protección de Datos que advierte un porvenir fructífero en lo que respecta a la protección y salvaguarda de información crítica.

DPO

Ahora que el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) se ha asentado en territorio nacional, la figura del Delegado de Protección de Datos (DPO) ha cobrado un mayor protagonismo. Su presencia, clave para la consolidación real de la cultura de la privacidad de datos en España, ha irrumpido con fuerza en el ecosistema empresarial nacional. Así lo revela la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) al confirmar que se han superado los 100.000 DPO inscritos en su registro. Una cifra significativa que marca un porvenir fructífero en materia de protección de la información crítica. De hecho, atendiendo a los datos, 91.221 DPO desarrollan su actividad en la esfera privada y 9.129 en el sector público -182 de la Administración General del Estado, 433 de Comunidades Autónomas, 4.537 de entidades locales y 3.977 se corresponden con otras personas jurídico-públicas-.

 

Notificación obligatoria

La fiabilidad de las cifras brindadas por la AEPD es incuestionable, ya que la notificación a la agencia de los DPO es obligatoria para organismos públicos, así como para entidades que hagan tratamientos de datos que requieran una observación sistemática a gran escala o tratamientos masivos de categorías especiales de datos y, en todo caso, cuando se trate de las entidades incluidas en el artículo 34.1 de la Ley Orgánica 3/2018. Asimismo, también es obligatoria cuando las empresas deciden voluntariamente contar con esta figura como apoyo al cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos.

En este sentido cabe mencionar que la información que figura en los archivos de la AEPD se actualiza diariamente y se corresponde con los datos de contacto que los responsables o encargados del tratamiento facilitan a la Agencia a través del formulario que se encuentra disponible en su sede electrónica. Asimismo, cualquier ciudadano que desee conocer el contacto de un delegado de protección de datos para obtener más información sobre el tratamiento de sus datos personales, ejercitar sus derechos o presentar una reclamación puede hacerlo dado que el registro es público.

 

Radiografiando al DPO español

Nuestro país importa la figura del DPO del “derecho alemán”, según apunta Rafael García del Poyo, socio director del Departamento de Derecho de IT/IP en Osborne Clarke. En este sentido defiende que en España suelen encarnar este papel “profesionales que como rasgo común cuentan con una sólida formación jurídica y con una amplia experiencia en materia tecnológica y organizativa empresarial”. Todo ello, por supuesto, con una evidente orientación hacia “la protección de los datos de carácter personal y la ciberseguridad”. Y es que, asegura Miguel Recio, DPO de CMS Albiñana & Suárez, “se trata de una figura clave que ayuda a las empresas a cumplir en materia de protección de datos y supervisar este cumplimiento a lo largo del tiempo”.

Merece la pena comentar que fue la Agencia Española de Protección de Datos, según apuntan desde la organización y constatan otros expertos en el sector, “la primera autoridad europea en crear un esquema de certificación de DPO”. De esta manera sentaban un precedente cuyo propósito no era otro que garantizar, “con independencia del perfil de la persona, unos conocimientos y habilidades necesarios”. La certificación, aunque no es obligatoria, responde a “un instrumento que tiene por objeto ayudar a las empresas a tener garantías sobre la persona que contrata”.



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos:

 

Partnerzones